Diario Vasco

«Éramos 14 hermanos, casi no entrábamos en casa»»

José Antonio Agöues junto a su mujer María Antonia Guerra.
José Antonio Agöues junto a su mujer María Antonia Guerra.

José Antonio Agöues es un inquieto zarauztarra de 79 años (nacido en 1937), casado con María Antonia Guerra (1942). De padres zarauztarras, José Antonio nos comenta ser el el octavo entre catorce hermanos. Dice entre risas que «casi no entrábamos en casa; comíamos a turnos, que remedio».

Su padre era ebanista antes de ir a la mili y después con los Betelu, que vivían en la misma casa, fundaron la carrocería Agöues donde trabajaron cinco hermanos. «Trabajábamos mucho, sábados y domingos a la mañana incluidos. Al principio estábamos en Santa Marina, a la intemperie; era durísimo, en invierno solía helar mucho. Lijábamos a mano, no como ahora, y la pintura costaba secarse, hacia mucho frío en aquel entonces».

Entre tantos hermanos, uno se marchó a Suiza y murió allí. Otro hermano también fue a Orio y abrió una carrocería, otra hermana en Getaria, pero la mayoría se quedaron en Zarautz. Tres de los hermanos, incluido él, tocaban en la Banda de Música de Zarautz. «Nuestro director era Javier Goicoechea. Yo tocaba el clarinete. Mi padre nos mandaba con Don Fernando, el capellán de Santa Ana, de monaguillos y allí aprendimos un poco de solfeo. Estuve en la banda varios años, hasta casarme».

Recuerda que en aquellos años la Banda era muy activa, actuando en muchos festejos, procesiones, además de tocar todos los domingos el bailable en la plaza y conciertos cada dos semanas, siempre con masiva participación. «Cuando venía Franco en verano íbamos unas cuantas bandas, nosotros con traje elegante y sombrero blanco a tocar pasodobles y marchas a Donostia».

La mujer de José Antonio, María Antonia Guerra, llegó a Zarautz con 14 años desde su Lantadilla natal (Palencia), para ayudar a una hermana que tenía en Donostia. Llevan 54 años casados y tienen 4 hijos y 4 nietos.

Ahora disfrutan del tiempo libre. Tienen la costumbre de caminar mucho todas las mañanas. José Antonio es bastante manitas para arreglar cosas y de hecho en el hogar del jubilado ha arreglado un montón de cositas pequeñas que necesitaban un repaso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate