Diario Vasco
Amenabar-Ars Palma del Río. La defensa zarauztarra ante un ataque cordobés y los zarauztarras llegando a la portería rival.
Amenabar-Ars Palma del Río. La defensa zarauztarra ante un ataque cordobés y los zarauztarras llegando a la portería rival. / ETXEBERRIA

Derrota, pero dando la cara hasta el final

  • El Amenabar Zarautz no pudo en la matinal de ayer ante el líder Ars Palma del Río y cayó 25-29

  • El equipo se situó 23-25 a falta de tres minutos y un jugador más, pero no pudo culminar la remontada

No pudo ser; el equipo compitió hasta el final, pero los dos puntos volaron a Palma del Río en la matinal de ayer en el Aritzbatalde, con derrota final del Amenabar por 25-29 ante el líder de la categoría. Nada que objetar a la derrota ya que durante todo el choque los locales fueron por detrás en el marcador, aunque con la pena de no aprovechar para voltear el marcador cuando hubo opciones para ello. Sensación agridulce por la derrota, pero hay que mirar para adelante y pensar ya en el partido del sábado en Bordils (Gerona), que ayer ganó en Nava de la Asunción (Segovia).

Se han jugado cinco partidos y el Amenabar lleva dos victorias (Caja Segovia y Alarcos Ciudad Real), un empate (Alcobendas) y sendas derrotas, en Barcelona y la de ayer, ante dos de los equipos llamados a pelear por los puestos de arriba. En ambos partidos el equipo ha estado cerca de los puntos, compitiendo hasta el final, es con lo que nos quedamos.

El equipo cordobés demostró ayer ser un gran bloque, con jugadores consagrados como el pivote internacional portugués Filipe Martins, el internacional Agustín Casado, el cubano Joel Moreno, Alonso Moreno, José Requena..., pero ante ellos los chavales zarauztarras plantaron cara. Con las 'torres' que tenían en el centro de la defensa, muy difícil penetrar. Los locales también defendieron muy bien y al descanso se llegaba con un adverso (10-13).

En la reanudación, cada intento de acercamiento local tenía contundente respuesta visitante, con 5-6-7 goles de desventaja en muchas fases de la segunda mitad, pero los de Aitor Urbitarte sin venirse abajo en ningún momento, dando la cara y poco a poco remontando goles. A falta de 3 minutos para el final y con 23-25 y un jugador más en la cancha los locales perdonaron la ocasión de ponerse a uno. Ahí se esfumó la última opción de pelear por los puntos.

Un partido que debe servir para aprender a los jóvenes jugadores de la plantilla cara a próximos compromisos. Se perdonó más de la cuenta desde los seis metros y ello acabó pasando factura. Tras esta derrota, los zarauztarras siguen todavía en una cómoda zona intermedia de la clasificación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate