Diario Vasco

Corey Simpson, jugador neozelandés del Babyauto Zarautz de rugby: «Me encuentro feliz en Zarautz, todos los compañeros me han acogido muy bien»

Corey Simpson se ha incorporado al Babyauto Zarautz esta temporada
Corey Simpson se ha incorporado al Babyauto Zarautz esta temporada / ETXEBERRIA

Corey Simpson es una de las incorporaciones del Babyauto Zarautz de rugby para esta temporada. Procede del Ordizia, donde ha jugado las siete últimas campañas. Natural del sur de Nueva Zelanda, no le ha costado mucho integrarse en la dinámica del equipo zarauztarra que aspira a pelear también este año por el ascenso de categoría. Viene avalado por el técnico, y amigo, el también neozelandés Phil Huxford, con el que compartió vestuario en el Ordizia. No se arrepiente para nada de su decisión de bajar un peldaño, de la Primera a la Segunda división del rugby, de su llegada a Zarautz.

Vive en Villabona, trabaja como carpintero en Irura y cuatro veces por semanas viene a entrenar a Zarautz. Estuvimos con él nada más terminar el encuentro del sábado ante el Salvador B en Asti, con victoria clara para los locales por 61-14.

-Buen triunfo, ¿no?

-Sí, hemos realizado un buen partido y el claro triunfo ante el Salvador B nos dará confianza. Los tres partidos anteriores no fueron nada buenos, pero hay hemos jugado bastante mejor.

-¿Qué hace un neozelandés en Zarautz?

-Mira, me fichó el Ordizia para jugar en su primera equipo para una temporada y llevo ya ocho años aquí. Llegué en el 2009 para ocho meses y, mira, aquí sigo. La campaña pasada el Ordizia me comunicó que no contaba conmigo, me llamó Phil para venir a Zarautz, que era un equipo con aspiraciones y un club que va creciendo, y no me lo pensé dos veces.

-¿Es profesional del rugby?

-No, yo trabajo en Irura, en la carpintería Atari, y cuando termino mis horas de trabajo, vengo a Zarautz a entrenar.

-Entonces, poco para en casa.

-Eso me dice mi mujer, que no me ve el pelo.

-¿Dónde vive?

-Vivimos en el centro de Villabona, en un piso de mis suegros. Mi suegro es el exremontista Imanol Mujika. Phil, que vive en Ordizia, me recoge y venimos los dos a entrenar.

-¿Desde cuándo juega al rugby?

-Desde pequeño, desde los 4 años. En Nueva Zelanda el deporte rey es el rugby, como aquí el fútbol. Todos los niños practican el rugby. Jugué en Primera división, pero con 23 años decidí probar otras aventuras y me salió la oferta del Ordizia, de la División de Honor A. Lo que iban a ser ocho meses ya se han convertido ocho años. Ahora, ya con 31 años y con mujer, me quedo aquí.

-Pero, aunque sea de vacaciones, ¿regresará a su país, verdad?

-Procuro viajar cada año mínimo dos o tres semanas. Tengo allí a mi familia. Ten en cuenta que mi país está en la otra parte del mundo, son 30-33 horas de vuelo. También nos visitan, siempre se pasa algún familiar, amigo... por aquí. Mi madre ha estado cuatro veces. Euskadi y Nueva Zelanda son parecidos, con monte y mar.

-Se encuentra a gusto en Zarautz?

-Sí, estoy feliz, los compañeros me han acogida muy bien, tenemos un buen grupo.

-¿Qué diferencia aprecia entre el Ordizia y el Zarautz?

-El Ordizia está más profesionalizado, pero aquí hay jugadores que podrían jugar perfectamente en la máxima categoría del rugby estatal, bien en el Ordizia u en otro equipo de la liga. Allí cada año hay un montón de cambios, aquí es diferente, hay un grupo que lleva años jugando y los nuevos nos hemos integrado creo yo muy bien; somos todos una piña.

-Y Corey ¿qué puede aportar al Babyauto Zarautz?

-Yo creo que un poco de experiencia y detalles pequeños, consejos para los jugadores más jóvenes, aunque para eso están Phil y Facundo que están realizando un excelente trabajo.

-El rugby en España, parece que es un deporte que va para arriba.

-Los equipos se están reforzando con entrenadores y jugadores de países con más tradición al rugby y eso repercute en la mejora. Veo un fallo todavía; los árbitros no están preparados, no tienen suficiente conocimiento, pero sin los árbitros tampoco tendríamos rugby.

-Por lo visto hasta la fecha, parece va a estar la liga igualada.

-Sí, el nivel este año parece va a estar más parejo, hay equipos muy potentes como los rivales que hemos tenido hasta la fecha, aunque el Salvador creo hoy ha estado por debajo de su nivel. Ya nos hemos enfrentado al Uribealdea, Oviedo, Vigo y los partidos han estado muy igualados. El Burgos, Bera-Bera, Orense, Durango... tenemos rivales muy fuertes.

-¿Qué objetivo se han planteado para esta temporada?

-Ganar la Liga, ser campeones y disputar las eliminatorias por el ascenso.

-¿Y ve posibilidades para ello?

-Porqué no; todavía tenemos 4-5 bajas importantes en el equipo, pero creo que cuando vayamos recuperando a todos los efectivos iremos para arriba. Esperamos pronto estar al mejor nivel.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate