Diario Vasco

Aprobación inicial a las ordenanzas fiscales

Pleno. Tratando el tema de las ordenanzas fiscales.
Pleno. Tratando el tema de las ordenanzas fiscales. / ETXEBERRIA
  • Las tasas e impuestos contarán con una subida general del 0,7%, excepto en los Servicios Sociales, donde se verán reducidas

El Ayuntamiento de Zarautz acaba de aprobar, de forma inicial, las Ordenanzas Fiscales para el año que viene y las tasas e impuestos contarán con una subida general del 0,7%, tras tener en cuenta el índice de inflación subyacente de julio. El concejal de Hacienda, Jesus Arana (EAJ-PNV), explica que esta subida no se aplicará en las tasas sociales y algunas e ellas se verán reducidas.

«Hemos incluido algunas modificaciones en las ordenanzas fiscales tras escuchar a la ciudadanía y a los técnicos de los diferentes departamentos del Ayuntamiento», detalla el concejal. En este sentido, en lo que al Impuesto Sobre Bienes Inmuebles (IBI) se refiere, la Diputación de Gipuzkoa ha revisado el catastro que estaba sin actualizar desde el año 2000. «En el pleno de julio bajamos los tipos de gravamen referentes al IBI para evitar, de alguna manera, la subida que suponía el incremento del catastro», detalla Arana. Así, el gobierno municipal aplicó una bajada del 20%.

Cambios en bonificaciones

El gobierno también ha modificado las bonificaciones para que éstas sean más equilibradas. Es por ello que los porcentajes de las bonificaciones por ser familia numerosa se calcularán en función de la renta familiar estandarizada. Así, se tendrá en cuenta el tipo de familia, el número de hijos e hijas o si hay alguna persona con discapacidad. Si la renta familiar es de hasta 10.000 euros se tendrá una bonificación del 90% y si es de entre 10.000,01 y 20.000 euros, del 40%.

El recargo del IBI, que, al igual que en este ejercicio, se mantendrá en el 100%, también tendrá cambios. «El equipo de gobierno está a favor de mantener el recargo del IBI a las viviendas vacías. A los pisos que tienen telarañas. El año pasado tuvimos en cuenta el gasto de la energía a la hora de aplicar el recargo y la potencia mínima a consumir la hemos bajado de 554 kilovatios a 300 kilovatios», explica Arana. «Hemos hecho un seguimiento al tema y hemos tenido en cuenta las peticiones de los vecinos y vecinas para que, al igual que en el caso de las bonificaciones, el recargo del IBI también sea justo», añade el concejal. En este sentido, en el apartado de las exenciones también se ha dado «un paso hacia el equilibrio», incluyendo entre las exenciones las viviendas cuya titularidad corresponda a personas que, por necesidades de cuidado personal acreditado mediante valoración de dependencia, convivan y estén empadronadas en la vivienda de algún familiar responsable de dicho cuidado. Esta exención se aplicará únicamente a la vivienda que, con carácter previo al traslado a la vivienda familiar, tuviera la condición de vivienda habitual de la persona dependiente.

La subida del catastro también a la plusvalía y por ello, la carga fiscal se ha reducido de un 12% a un 10%. En las bonificaciones de este apartado también se ha cogido «el tema por los cuernos». Y es que cuando fallece algún familiar, en muchas ocasiones esa vivienda queda en manos de hijos e hijas y deben pagar la plusvalía. De aquí en adelante, en ese caso tendrán una bonificación del 50%.

Impuesto sobre vehículos

Otro de los cambios significativos tiene que ver con el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, al adecuar las definiciones de vehículos eléctricos, híbridos... teniendo en cuenta el criterio ecológico. Así, gozarán de una bonificación del 75% de la cuota tributaria, los vehículos clasificados en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico como vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículos eléctricos de autonomía extendida (REEV), vehículos eléctricos híbrido enchufables (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible, y del 40% de la cuota, los vehículos híbridos enchufables con autonomía mínima de 40 kilómetros, vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural (GNC y GNL) o gas licuado del petróleo (GLP). Ambas bonificaciones surtirán efectos durante los dos siguientes ejercicios. Por su lado, gozarán de una bonificación del 100% los vehículos históricos. Sin embargo, se eliminará la bonificación para los vehículos de más de 25 años, con el fin de disminuir la contaminación. El gobierno ha incluido bonificaciones para las familiares numerosas en este impuesto. De este modo, tendrán una bonificación del 50% los turismos de menos de 14 caballos fiscales, de cinco o más plazas, cuya titularidad recaiga en algún miembro de la familia numerosa. En el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras se ha incluido una bonificación del 20% para los edificios de protección ambiental. Y en lo que a la tasa por recogida de residuos se refiere, incrementará un 5%. Arana explica la razón de esta subida: «Los técnicos han realizado el análisis económico del servicio y tiene un déficit del 26%. Creemos que es un déficit excesivo y tenemos que ir reduciéndolo. Para lograrlo, y teniendo en cuenta que no se puede hacer pagar a la ciudadanía de golpe por los errores cometidos en el pasado, proponemos una subida del 5%», indica el edil de Hacienda.

Las tasas de los Servicios Sociales se reducirán y la tarifa de los apartamentos de emergencia social será más barata y habrá que abonar 450 euros al mes y por apartamento. «Antes esta tarifa se aplicaba por persona y no era justo», subraya Arana. Al igual que con otras tasas, el pago de esta tarifa se podrá realizar de forma fraccionada. Por su parte, de aquí en adelante no se les cobrará dinero a las mujeres víctimas de malos tratos a la hora de utilizar los apartamentos destinados para ellas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate