Diario Vasco

EAJ-PNV consiguió el apoyo de 4.888 votantes el domingo en Zarautz

Para votar. Vecinos esperando su turno para votar el domingo al mediodía en Sanz Enea.
Para votar. Vecinos esperando su turno para votar el domingo al mediodía en Sanz Enea. / ETXEBERRIA
  • Es el partido más votado, seguido de EH Bildu (3.520) y Elkarrekin Podemos (1.479)

  • El PSE-EE sumó 871 votos, por delante del PP, con 632, y Ciudadanos, con 116

Como en el conjunto de la CAV, EAJ-PNV fue el partido más respaldado en Zarautz en las elecciones al Parlamento Vasco del pasado domingo, logrando superar los votos de hace cuatro años.

Entonces sumó 4.760 votos y esta vez 4.888, es decir, 128 apoyos más. Como segunda fuerza le sigue EH Bildu, con notable diferencia sobre Elkarrekin Podemos. EH Bildu consiguió el apoyo de 3.520 vecinos de Zarautz, 216 menos si lo comparamos con los resultados de hace cuatro años. Como tercera fuerza irrumpe Elkarrekin Podemos, liderada por la vecina de Zarautz Pili Zabala, sumando 1.479 votos.

Por cierto, en el cierre de campaña del vienes en nuestra localidad vimos a buena parte de los candidatos del partido morado, con el apoyo de Juan Carlos Monedero -que se presentó en la carpa de la Munoa para mostrar su respaldo a Zabala-, Julen Bollain y demás candidatos por Gipuzkoa.

Como en buena parte de las localidades vascas, el PSE-EE sufre una importante pérdida de confianza. En Zarautz se tienen que conformar con 871 votos, lejos de los 1.479 de hace cuatro años, con exactamente 608 votos menos.

El Partido Popular, aunque pierde apoyos, aguanta bastante bien, con 632 votos (115 menos).

Finalmente, Ciudadanos ha tenido el apoyo de 116 personas mayores de 18 años censadas en Zarautz, por 124 votos que se dispersaron en otros apoyos a partidos más minoritarios.

De las 17.863 personas llamadas a las urnas, acudieron un 65,68%, con una abstención del 34,32%.

La jornada electoral transcurrió con total normalidad, sin incidencias a destacar, lo que siempre es de agradecer, con momentos de la jornada, sobre todo en las horas centrales del mediodía, donde hubo que hacer colas para depositar el voto.