Diario Vasco

Irabazi Zarautz afirma que «el paso inferior de Santa Klara creará inseguridad»

Según Irabazi Zarautz, el diseño del proyecto de paso inferior de Santa Klara creará «un punto negro de inseguridad especialmente para las mujeres». Aseguran que «el proyecto de ejecución que fue presentado hace unos días en prensa va a originar un grave punto de inseguridad al haber previsto el acceso al túnel mediante escaleras desde la calle Santa Klara, lo que dificulta la visión del paso a la persona que va a acceder al mismo proveniente de Azken Portu. Para entendernos, se ha diseñado un paso con un acceso similar al que existe junto a Antonianos para cruzar la N-634», explican.

Para este grupo municipal, este proyecto no cumple con los criterios de diseño urbano desde la perspectiva de género, recogidos en el Manual de Análisis Urbano del Gobierno Vasco. Este manual establece como criterio: «Para responder al criterio de visibilidad 'ver y ser vista' tenemos que tratar de evitar elementos construidos que dificulten la visión. Evitar cualquier recoveco donde se pueda esconder alguien fácilmente». El mismo manual fija como pautas generales «pasadizos a cota de calle suficientemente anchos para evitar la sensación de tubo, sin elementos que obstaculicen la visión y bien iluminados».

Para Irabazi Zarautz «el paso proyectado tendrá unas escaleras de acceso que dificultarán la visión de quien acceda al mismo y además las rampas laterales constituyen un espacio donde se puede esconder alguien fácilmente, por tanto, incumple los criterios indicados. A esto se une su ubicación en una zona de paso obligado entre Azken Portu y el casco histórico que obliga a quien quiera transitar entre uno y otro barrio a cruzar por él. Durante la noche, en que hay muy poca presencia de personas, se generará un punto negro de peligro e inseguridad para todas las personas, pero especialmente para las mujeres». «La solución es el cambio del proyecto de manera que el paso esté constituido por una rampa continua de subida y bajada entre las calles San Francisco y Santa Klara, sin escaleras ni rampas laterales que obstaculicen la visión. Además este tipo de solución facilitará la accesibilidad al acortar el recorrido».

El grupo de Irabazi Zarautz registrará una petición pidiendo al Ayuntamiento y a la empresa ETS, que el proyecto sea analizado tanto por la Mesa de la Mujer como por Emakunde, aplicando los criterios del citado Manual.