Termina una temporada de playa con menos incidencias

El mal tiempo también quiso sumarse a la última jornada de la temporada playera. /  SALEGI
El mal tiempo también quiso sumarse a la última jornada de la temporada playera. / SALEGI

Los socorristas han realizado 310 actuaciones sanitarias, de las cuales el 40% han sido por picaduras de sabirón

ANDER SALEGI DEBA.

La temporada de playa finalizó ayer con mal tiempo, tal y como empezó a mediados de junio cuando. Tres meses tranquilos condicionados por «la mala mar y el buen tiempo, a excepción de una mala semana» aseguró Aitzol jefe de playas de la Cruz Roja durante este periodo estival. Después de unos años de ausencia, el año pasado regresó para hacerse cargo del arenal debarra y después de la buena labor desempeñada durante el pasado año, este también han contado con sus servicios. Aitzol se ha encargado de dirigir un grupo de hasta siete socorristas que han hecho turnos diarios desde las 10.30 hasta las 20.00 en la temporada alta, en julio y agosto, donde el número de turistas se vio incrementado. En junio y la primera quincena de septiembre, el número de socorristas que estuvo a su cargo fue menor y el horario más reducido, debido al descenso de bañistas durante ese periodo.

La afluencia de personas al arenal debarra se ha mantenido similar al de años anteriores, sobre todo durante el mes de agosto, pero el cierre del Hotel Kresala ha perjudicado en la presencia de bañistas extranjeros. El número de incidencias ha descendido notablemente del año pasado. De 500 actuaciones sanitarias realizadas el pasado verano, se ha pasado a 310, de las cuales el 40% han sido picaduras de sabirón, otro 40% cortes y heridas, mientras que el 20% restante han sido otros motivos (traumatismos, picaduras de insecto, lesiones producidas por el sol, quemaduras no solares etc.). También se han visto obligados a evacuar al hospital de Mendaro a 17 personas. En cuanto a rescates acuáticos se refiere, se han llevado a cabo nueve, siete de los cuales han sido por socorristas que han sacado a la víctima nadando y otros dos han necesitado de la ayuda de la moto de agua.

Los socorristas también se han encargado de facilitar el baño asistido a través de la silla anfibia a personas que presentan alguna minusvalía, y también han facilitado el baño con muletas a cinco usuarios.

El local que ofrece el servicio de duchas, taquillas, toldos y tumbonas también ha realizado una valoración sobre la temporada de playa y según afirman los encargados « se han presentado muchas averías inesperadas y bastantes toldos han sido dañados por diferentes causas». A principios de temporada esperaban una ocupación casi completa del servicio de toldos, pero el tiempo no ha colaborado y muchos de los clientes se echaron para atrás. Declaran no haber visto tanta gente como en años anteriores y mucho ha sido a causa del tiempo inestable .

Un par de días antes de que terminara la temporada de playa los tolderos ya comenzaron a retirar algunos toldos y guardarlos para el año que viene, debido al mal tiempo que estaba previsto.

Fotos

Vídeos