La Diputación anuncia que está estudiando soluciones viables para el paso de peatones de Troia de Usurbil

La diputada Aintzane Oiarbide asegura que «no es lícito que el gobierno municipal delegue sobre otras administraciones en lugar de asumir sus responsabilidades»

DV Y AGENCIAS

Aintzane Oiarbide, diputada de Infraestructuras Viarias de la Diputación Foral de Gipuzkoa, ha salido este viernes al paso de las denuncias realizadas últimamente a raíz del paso para peatones de Troia en Usurbil, y ha aclarado que la Diputación está estudiando una solución viable para el paso de peatones en la N-634. Hoy mismo ha concretado su propuesta en la reunión celebrada con el ayuntamiento de la localidad. «No nos parece aceptable la actitud del alcalde de Usurbil con motivo de la ejecución del paso de peatones de Troia, y su afán por echar la culpa a otras instituciones. Resulta más productivo el trabajo en equipo y el dialogo que culpar a los demás», ha declarado.

La diputada ha negado las afirmaciones del alcalde de Usurbil, y ha señalado que hasta el momento no se ha puesto sobre la mesa ningún planteamiento sobre la parte que debe financiar cada institución tomando como base el proyecto de Troia realizado por ETS, y que el alcalde tenía conocimiento de ello antes de publicar su información interesada. «La única institución que se ha negado a realizar una aportación ha sido el Ayuntamiento de Usurbil, argumentando que las competencias son de otras administraciones, y eso es totalmente falso; en la medida que el paso para peatones es para uso de la gente de Usurbil, también es competencia del Ayuntamiento de Usurbil, y no es lícito delegar su responsabilidad en las demás administraciones, sin realizar ninguna aportación por su parte», ha afirmado la diputada, y ha añadido que la única aportación realizada por el alcalde de Usurbil ha sido reclamar «soluciones económicamente injustificables».

Objetivos

El objetivo de la Diputación es garantizar la seguridad de los vecinos y vecinas de Usurbil, y está trabajando para ello: «El coste del proyecto asciende a 2,4 millones de euros, y esa inversión no se puede justificar de ninguna manera, si lo comparamos con las medidas que hemos adoptado en otros lugares de Gipuzkoa donde se han dado situaciones parecidas. Asimismo, no hemos de olvidar que la solución, además de cumplir los objetivos propuestos, debe ser eficaz, ya que estamos hablando de dinero público. Por lo tanto, no es verdad que los ciudadanos y ciudadanas de Usurbil sean de segunda categoría, tal y como ha denunciado el alcalde».

«Hoy mismo, en la reunión celebrada por el Departamento de Infraestructuras Viarias con el Ayuntamiento de Usurbil se les ha informado sobre la posibilidad de colocar un paso semaforizado para cruzar la N-634, pero para ello será imprescindible la implicación del ayuntamiento, ya que tras cruzar la carretera habrá que dar continuidad al paso para peatones hacia el centro urbano, y eso es competencia del ayuntamiento, por lo que hago un llamamiento al alcalde para que se ponga manos a la obra», ha señalado Oiarbide.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos