Fin de semana en torno al toro en Azpeitia

Los más valientes, sentados tranquilamente al paso de la vaquilla por delante del kiosko. / ALBERTO BELOKI
Los más valientes, sentados tranquilamente al paso de la vaquilla por delante del kiosko. / ALBERTO BELOKI

Por noveno año consecutivo la localidad del Urola celebró el Zezen Beltz asteburua

ELI AIZPURU AZPEITIA.

Es bien conocida la afición en Azpeitia por la sokamuturra y todo lo relacionado con el toro. De ahí que hace nueve años, la Agrupación Zezen Beltz comenzara a organizar un fin de semana dedicado a los astados. Ayer fue el último día del especial evento después de varias jornadas con las vaquillas como protagonistas. A las 12.30 ya estaban preparados los seis sokamutillas para comenzar la sokamuturra de la mañana, dedicada especialmente a los más pequeños. Entre nerviosos y felices, los seis protagonistas guiaron al bovino a lo largo de Erdi kale, hasta llegar a la plaza, donde una multitud de chavales se encontraban ya preparados para jugar y dar unos pases a los animales.

Tras varios minutos de juegos, fue el momento de que los menos osados pudieran disfrutar con los ponis, dando paseos al lomo de los pequeños caballos. A la misma hora, también fue momento para los adultos. Los componentes de Zezen Beltz no escatiman esfuerzos para preparar una mañana de domingo a lo grande por lo que ya estaban listos los pintxos de costila y pollo, para, con un buen trago, hacer frente al calor atípico reinante en la plaza para esta época del año.

Los cornúpetas volvieron a ser protagonistas por la tarde, con el encierro y toros embolados, en la calle Artzubia, ésta vez prohibidos para menores de 16 años. De esta forma, Zezen Beltz ha organizado un año más un fin de semana dedicado a los aficionados de todas las edades.

El sábado por la tarde, por ejemplo, se llevó a cabo el Gran Prix en la plaza de toros. El dinero recaudado -4.600 euros- fueron para la asociación guipuzcoana de fibrosis quística, Arnasa.

Fotos

Vídeos