Día del Santo Patrón en Azpeitia

Los loiolatarras portan la imagen de San Ignacio/E. Aizpuru
Los loiolatarras portan la imagen de San Ignacio / E. Aizpuru

La localidad del Urola celebra por todo lo alto el Día de San Ignacio

ELI AIZPURU

El Día de San Ignacio es un día grande para los azpeitiarras. La localidad el Urola ha celebrado por todo lo alto la jornada dedicada a su santo patrón y que ocupa la parte central de su programación festiva.

Mientras muchos jóvenes se resistían aún a retirarse de la juerga y los trabajadores municipales daban el último repaso a las calles limpiando los restos del jolgorio nocturno, el sonido de la banda municipal de música se hacía oír desde muy temprano. A las diez en punto de la mañana, los músicos esperaban frente al Ayuntamiento la llegada de la coporación municipal, presidida por el alcalde Eneko Etxeberria (Bildu). Una vez en posición, la comitiva se hizo paso entre el sonido de la banda y de los txistularis de Izarraitz taldea, hacia la Parroquia de San sebastián de Soreasu.

Una vez en la Parroquia, minutos de espera para uno de los momentos más solemnes del día. La salida de la imagen de San Ignacio al pórtico parroquial, a hombros de los porteadores de Loiola, como manda la tradición, junto a la imagen de la Virgen y de los pasos de la vida y muerte del santo. El obispo Jose Ignacio Munilla, con un séquito de religiosos participó también en la procesión antes de oficiar la misa en honor al santo patrón.

Día de juegos y música

Al margen de las celebraciones religiosas, una vez finalizada la eucaristía, en la calle Santiago los miembros de Zezen Beltz elkartea ultimaban los preparativos para el encierro txiki y posteriores juegos con las vaquillas en la pequeña plaza de toros improvisada en el lugar. Los juegos taurinos continuaron por la tarde.

En el centro cultural Sanagustin, al mismo tiempo que los más pequeños disfrutaban con las vaquillas, los amantes de la música esperaban el concierto, si cabe, más importante del año para la agrupación musical, el concierto de San Ignacio. La tarde fue para los niños, que pudieron disfrutar de la variedad de hinchables y juegos colocados en la plaza.

Para todos quellos que no se hayan acercado aún a Azpeitia, queda todavía un día más de programación festiva. Este martes, Día de Gipuzkoa, el alcalde y la corporación municipal recibirán a las autoridades tanto del Gobierno Vasco como de la Diputación antes de la misa mayor que será oficiada de nuevo por el obispo Munilla, en Loiola. Numerosas actividades, entre ellas, la décima edición del Concurso de Bacalao, coparán el que será el último día de fiesta.

Temas

Jaiak

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos