La piscina municipal cubierta cerrará por obras hasta el 10 de septiembre

Tras las últimas obras (en la imagen), el lunes comenzarán a renovarse las antiguas instalaciones.
Tras las últimas obras (en la imagen), el lunes comenzarán a renovarse las antiguas instalaciones.

El Ayuntamiento aprovechará las vacaciones de verano para renovar el edificio antiguo y continuar con la apuesta por las energías renovablesSin embargo, las instalaciones del gimnasio permanecerán abiertas y no se cerrarán durante la época estival

ELI AIZPURU AZPEITIA.

Después de la ampliación del edificio de las piscinas municipales, el Ayuntamiento procederá ahora a renovar la parte antigua de la misma, con más de 30 años de antigüedad. El Consistorio ya ha anunciado que las obras darán comienzo el próximo lunes, día 24. Los trabajos se realizarán en dos fases. En una primera mitad, se renovarán las paredes interiores y de la fachada de la antigua estructura. Las obras durarán aproximadamente cinco meses. En una segunda fase, tienen prevista la instalación de placas fotovoltaícas en el tejado del edificio. Unas obras que se alargarán durante dos meses más, es decir, siete meses en total.

Con el objetivo de eficiencia energética el Consistorio ya realizó varias obras durante los trabajos llevados a cabo con anterioridad. Entonces se canalizaron las aguas termales de Barrenetxe. Una actuación «muy positiva y que ha dado sus frutos», ha señalado el edil Aitor Bereziartua. Continuando con la misma premisa, ya está contemplada en los presupuestos anuales una partida de 1.300.000 euros para las obras que se llevarána cabo ahora, de las cuales, 285.000 se destinarán a las citadas placas fotovoltaicas.

En aras a esa eficiencia energética, los responsables municipales han anunciado que «el envolvente con el que se cubrirán las paredes del edificio posibilitarán perder un 26,7% de energía menos mientras que las placas fotovoltaícas reducirán el consumo d e energía en un 11,5%». «Se prevé que el ahorro energetico vendrá a ser de 266.500 kw/año, lo que en dinero supone unos 40.000 euros anuales», explica.

Usuarios

Las obras tendrán lógicamente incidencia para los usuarios de la piscina, ya que «por motivos de seguridad», la piscina de seis calles permanecerá cerrada hasta el 10 de septiembre. «Aprovechando que normalmente las instalaciones cierran durante la primera quincena de agosto, se llevarán a cabo en el menor tiempo posible».

Los usuarios podrán hacer un uso gratuito de las instalaciones deportivas tanto de Azkoitia como de Zumaia durante ese período.

La cubeta de cuatro calles podrá ser utilizada para la práctica deportiva a partir del 4 de septiembre, ya que una semana antes de que cierren las piscinas descubiertas (el día 10), pasarán a ser de uso exclusivo para el nado y no lúdicas como acostumbran a utilizarse durante el verano.

Por otro lado, la sauna, cerrada desde el pasado 17 de julio, «para mejorar el servicio», abrirá sus puertas el 4 de septiembre.

Gimnasio abierto

Como compensación, las instalaciones del gimnasio no cerrarán en verano (ni en los quince días habituales de agosto). El horario será de 9.00 a 13.00 y de 16.00 a 20.00, entre semana; y de 9.00 a 13.00 fines de semana y festivos.

La concejala de deportes Estitxu Elduaien aboga por el entendimiento, «queremos aprovechar la época estival para llevar a cabo las obras con el menor perjuicio a los usuarios. Espero que disculpen las molestias».

Fotos

Vídeos