Las obras del bidegorri de Urrestilla arrancarán en 2018

Comparerencia de los representantes de Diputación y Ayuntamiento. / E.A.
Comparerencia de los representantes de Diputación y Ayuntamiento. / E.A.

Diputación y Ayuntamiento suscriben un convenio por el que el ente foral sufragará el 75% del coste y el 25 restante correrá a cargo del consistorio

ELI AIZPURU AZPEITIA.

La petición y el deseo de un bidegorri que una las localidades de Azpeitia y Urrestilla viene de muy atrás. Ayuntamiento y Diputación acordaron el inicio de obras, en un principio, a finales de 2015, pero tras el cambio de legislatura, cambiaron los planes de Diputación, motivados sobre todo por la falta de presupuesto. Tras numerosas reuniones, recogida de firmas o incluso marchas a favor de la creación del bidegorri como el llevado a cabo el pasado año, verán la luz a partir del año que viene ya que la Diputación Foral y Ayuntamiento han firmado un convenio para hacer realidad la obra.

La diputada foral de Movilidad y Ordenación del Territorio, Marisol Garmendia, y el alcalde de Azpeitia, Eneko Etxeberria, acompañados del Director foral de Movilidad y Transporte público, Iñaki Prego, y del concejal Aitor Bereziartua, comparecieron ayer ante los medios para dar los detalles de este acuerdo. La Diputación sufragará así el 75 % del coste de la obra y el Ayuntamiento el 25% restante.

«Falta realizar unos ajustes» en el proceder de la ejecución del tramo entre la rotonda de Atxubiaga y el centro de Urrestilla, «si se realizará en una sola fase o en dos», puntualizó el alcalde. Contará con 1.550 metros y una anchura de tres metros. Las obras estarán finalizadas para «comienzos de 2019».

Los trabajos tienen un presupuesto de 1.1107.953 euros y un plazo de ejecución de nueve meses. El Ayuntamiento, que ejecutará las obras, aportará 276.988 euros y la Diputación 830.965 euros.

En una primera actuación -tal y como explicó el alcalde Eneko Etxeberria-, en breve se llevará a cabo la licitación de la obra para la construcción del tramo entre Landeta y la rotonda de Atxubiaga que corresponde al Ayuntamiento y que ya tiene previsto en los presupuestos de 2017 en 300.000 euros.

Tanto la diputada como el alcalde azpeitiarra subrayaron «las dificultades» con las que se ha encontrado el proyecto y que «al fin podrá hacerse realidad». «Después de muchas dificultades, hoy se hace realidad un proyecto de bidegorri que sí tiene partida presupuestaria atendiendo a una demanda vecinal histórica», aseguró Garmendia.

Vecinos de Arroabehekoa

Por su parte, vecinos de Arroa Behea llevan también tiempo solicitando la ejecución del tramo de bidegorri ente Iraeta y Narrondo. Varios de ellos se presentaron en el Ayuntamiento tras conocer la presencia de la diputada foral. Marisol Garmendia se reunió con ellos al finalizar la comparecencia.

Fotos

Vídeos