‘Use’ se metió a Azpeitia en el bolsillo

Eusebio Sacristán triunfó en el Concurso de Recortes de la localidad del Urola. El vallisoletano se adjudicó así su segundo triunfo consecutivo mientras que el premio al mejor recorte fue para Dany Alonso

ELI AIZPURU

Eusebio Sacristán ‘Use’ volvió a triunfar ayer en la plaza de toros de Azpeitia en el concurso de recortes Errekortari organizado por Zezen Beltz Elkartea y Toropasión. El vallisoletano, que fue subcampeón hace dos años, y ganó en la pasada edición, volvió a llevarse el trofeo de ganador del Concurso Errekortari 2017. El recortador de La Seca se atrevió con piruetas imposibles que llenaron de espectacularidad la cita. Ya con la txapela, el ganador resaltó la dificultad para conseguir el triunfo «ya que los compañeros han estado sensacionales y lo han dado todo», dijo para este periódico.

Fue uno de los pocos que se atrevió con los saltos, sobre todo en la final, que disputó contra su compañero Dany Alonso. «Cada toro es diferente y hay que leerlo de una manera o de otra. El primer toro ha sido muy bueno y extraordinario y ha servido para otro tipo de suertes. El segundo ha sido más flojito y me hedecantado por los saltos y el de la final, no transmitía mucho por el pitón izquierdo por lo que también me he decidido por los saltos», dijo.

Sacristán se midió en la final al zamorano Dany Alonso, dos veces campeón de la liga de Corte Puro y que constató su habilidad para este tipo de suerte ganando el trofeo Zezen Beltz al mejor recorte. Así, ambos finalistas triunfaron en Azpeitia.

Alonso, fiel a su estilo, atrayendo el toro desde lejos, se decantó por los quiebros que en más de una ocasión pusieron los nervios a flor de piel a los presentes por la cercanía de la cornamenta del espectacular toro jabonero de la final.

Sacristán, sin embargo, se metió al público en el bolsillo con sus piruetas. Recibió al morlaco nada más arrancar la final a porta gayola, continuó con un recorte y siguió con tres piruetas, incluso con las manos en los bolsillos, dando, si cabe, más espectacularidad a la cita y arrancando los aplausos del público en la abarrotada plaza de toros azpeitiarra.

Como manda la tradición taurina, a las 18.30, la plaza de toros de Azpeitia colgó el cartel de completo en su tendido. Los espectadores se mostraban ansiosos por contemplar un festival repleto de acrobacias, sobre todo, las más espectaculares, como el salto del ángel, los saltos mortales hacia adelante o hacia atrás. Sin embargo, fueron los quiebros y los recortes puros los más puntuados, porque a pesar de la vistosidad de los saltos, la sencillez y la limpieza del corte es lo que más valora el jurado. De ahí que en cada ronda, los protagonistas debían realizar obligatoriamente al menos un corte. Como en multitud de ocasiones, los adornos en los saltos se llevaron las mayores ovaciones del público.

Doce valientes saltaron al ruedo para enfrentarse a seis espectaculares toros de gran trapío, todos ellos de la Finca Toropasión. El sistema de competición escogido fue por eliminación, con duelo final entre los dos mejores. David Ramírez Peque, de Arganda del Rey (Madrid) , muy querido en Azpeitia por sus numerosas actuaciones y espectacularidad, se atrevió a arrancar recibiendo de rodillas al primer astado de la tarde. Le siguió Saúl Rivera, de Peñausende (Zamora) con un espectacular salto de ángel, uno de los pocos que pudieron presenciar ayer los aficionados. Continuaron con la ronda Alberto Cózar, de Yeste (Albacete), y Javi Manso, de Narros de Cuéllar (Segovia).

En el segundo toro coincidieron los dos protagonistas de la tarde. Eusebio Sacristán ‘Use’ y Dany Alonso, que compartieron astado con Unai Arana ‘Xurra’, de Bergara y José Manuel González Poca, de Vall de Uxó (Castellón). Nada más arrancar la tarde, ‘Use’ se decantó por comenzar la segunda ronda recibiendo a un toro negro a porta gayola, mientras que su compañero Dany Alonso cerraba la tanda con un aplaudido recorte puro, anticipando la final.

El tercer astado resultó ser bravo y difícil. Fue para Cristian Moras, de Medina del Campo (Valladolid), Sergio Valle, de Vitoria-Gasteiz, Jonatan Estébanez Peta, de Arganda del Rey (Madrid) y Juan Nieto, de Museros (Valencia). El gasteiztarra Sergio Valle dejó claro que no había llegado a Azpeitia a pasar la tarde, arriesgándose al máximo, hasta el punto que el bocel de pelaje negro llegó a rozarle en varias ocasiones.

Seis fueron los que pasaron a la semifinal. Por un lado, ‘Peque’, ‘Use’ y Sergio Valle; y Javi Manso, Dany Alonso y Cristian Moras, por otro.

El festival crecía en riesgo y espectacularidad. ‘Peque’ se atrevió a recibir de rodillas a un elegante toro castaño. Siguió una pirueta de ‘Use’ y cerró el primer pase, Sergio Valle, con un más que arriesgado recorte. Sin embargo, poco pudieron sacar a este primer toro de semifinales. Fue Eusebio Sacristán ‘Use’, quien optó por una voltereta para cerrar la difícil ronda.

El segundo grupo continuó deleitando a los espectadores con recortes. Moras cerró la actuación recibiendo de rodillas al morlaco castaño que correspondió a la esta segunda semifinal en tres ocasiones. Le acompañaron en esta ronda Javi Manso y Dany Alonso. Fue éste último el encargado de medirse en la final a Eusebio Sacristán.

La final estuvo reñida. Hasta cinco pasadas realizaron ambos protagonistas donde ‘Use’ volvió a lucirse con un recibimiento a porta gayola al último de la tarde, un gran toro jabonero de gran cornamenta.

El abarrotado coso azpeitiarra se rindió ante el prodigio de valor, forma física y deportividad del cortador de La Seca. Eusebio Sacristán tiene ya al público guipuzcoano en el bolsillo y la próxima edición de Errekortari volverá a Azpeitia por la tercera txapela.

Fotos

Vídeos