Jesús Agirre (Exdirector gerente de Iraurgi Berritzen): «Tenemos ingredientes en nuestra comarca para crear fórmulas que nos saquen de la crisis reforzados»

Tras retirarse, Jesús Agirre va a dedicarse a sus aficiones y a la familia.
Tras retirarse, Jesús Agirre va a dedicarse a sus aficiones y a la familia. / A.S.

«Ahora hablar de comarca es normal, en nuestros inicios era casi ciencia ficción», explica

ALEX SILVAAZPEITIA.

Casi treinta años se ha pasado Jesús Agirre en la agencia de desarrollo Iraurgi Berritzen, anteriormente Iraurgi Lantzen. Comenzó su recorrido en una dura crisis, y la salida del ente también lo ha sido tras otra recesión. Dos casos que han trasformado la comarca, situaciones con las que ha tenido que lidiar a lo largo de estos años. De todas formas, Agirre asegura que se va muy tranquilo. Su salida de la agencia de desarrollo no ha sido una huida, sino una retirada para poder dejar paso a los nuevos, cargados de fuerza y ganas además de estar «muy bien preparados». Afirma que ha dejado todo en buenas manos y que sigue confiando en la comarca de Urola Erdia, ya que le ha demostrado que puede salir de situaciones muy oscuras. «En el Urola Erdia ya hemos visto que si queremos que algo cambie lo tenemos que hacer nosotros, y sabemos hacerlo, no nos da miedo». Ahora, tras jubilarse, va a dedicar tiempo a sus aficiones, el deporte y aquellas cosas que el trabajo no le «dejaba hacer»; aunque después de unos meses «sin cargo oficial» dice que todavía se está acostumbrando.

-Hace casi treinta años de esto, pero ¿cómo comienza en la agencia de desarrollo?

-Las agencias entonces eran algo de reciente creación. Todavía no se sabía muy bien ni que era lo que debían hacer, mucho menos eso de trabajar por comarcas. Entonces la situación también era muy dura. Estábamos inmersos en la cruda crisis de los 80 y había que buscar fórmulas para salir de esa situación reforzados y mirando al futuro. Entonces tuve la oportunidad de unirme al Comité Comarcal de Empleo y Formación en calidad de técnico, y no desperdicie la opción. Después, en 1997 me nombraron director de Iraurgi Lantzen S.A. que posteriormente se fusionaría en Iraurgi Berritzen.

«La agencia se creó para trabajar a favor de Urola Erdia, haciendo referencia a Azpeitia y Azkoitia»

-Iraurgi Lantzen, Iraurgi Berri-tzen. Menudo lío de nombres, ¿no?

-Realmente no, el nombre original de la agencia de desarrollo es Iraurgi Lantzen. Posterior y vista la necesidad de impulsar la innovación tecnológica en el tejido industrial de la comarca se creó la fundación Loiola Berrikuntza con Begoña Beobide al frente. Hace unos años formalizamos la fusión de ambas entidades bajo la marca Iraurgi Berri-tzen, para trabajar de forma coordinada por los intereses de la comarca y ganar eficiencia y eficacia.

«Tenemos que ser una herramienta y un agente de colaboración publico-privada»

-Hace ya muchos años de la crisis con la que comenzó todo y estamos inmersos en otra. ¿Ha fallado algo?

-Realmente las dos crisis tienen poco que ver. Los orígenes son diferentes, los resultados también, por lo tanto, las adecuaciones que ha habido y hay que hacer para seguir tirando al frente también lo son. Creo que nuestra comarca ya ha demostrado muchas veces que es capaz de tirar adelante y hacer cambios para adaptarse a los nuevos tiempos. Ahora también lo está haciendo, y desde luego, la agencia está en buenas manos y me quedo muy tranquilo. Eso sí, tengo claro que la función de Iraurgi Berritzen es ayudar a toda la comarca, sobre todo al tejido empresarial y social, a realizar el camino e intentar aumentar los casos de éxito. Cuando hablo de empresas, además, no hablo solo de las grandes plantas, los comerciantes y sobre todo los agentes sociales y otros también forman parte de este tejido tan rico que tenemos en el Urola Erdia. No podemos pretender que nadie venga de fuera y nos dé la solución, las fórmulas hay que adaptarlas a los contextos y todos tenemos que ser los protagonistas de los cambios.

-Por lo tanto, la agencia toca muchos palos.

-Ahora sí, pero no siempre fue así. En sus inicios solo estábamos centrados en darle la vuelta a la gran crisis de los 80, pero poco a poco fuimos incorporándonos a diferentes programas enfocados en diferentes ámbitos: turismo (Loiola 92), comercio, empleo y formación (Tecla, FP...), innovación tecnológica... De esa manera se creó poco a poco la estructura actual de la agencia. Una estructura flexible y que se adapta a las necesidades y retos de cada momento, siempre con ganas de trabajar por, con y para la comarca. Tenemos que ser una herramienta y un agente de colaboración público-privada.

-Al hablar de comarca, ¿a qué se refiere?

-La agencia se creó con la idea de trabajar a favor de la comarca de Urola Erdia, y con ello se hacia referencia a Azpeitia y Azkoitia. Fue una de las primeras estructuras supramunicipales cuando aún solo se pensaba en hacer política desde cada ayuntamiento para un municipio, nada de colaborar con los colindantes; eso era casi una utopía. Actualmente Zestoa se ha incorporado a la agencia, un hito importantísimo, y siempre se trabaja en colaboración con los municipios rurales que nos rodean como Errezil, Beizama y Aizarnazabal que ojalá un día puedan integrarse de alguna forma en la propia agencia.

-¿Y si le pido una predicción?

-Bueno, soy optimista. Creo que vamos a salir reforzados de la crisis. Lo hemos pasado mal, pero estamos viendo casos en los que los sectores tradicionales de la comarca se están trasformando. Seguro que todo esto nos ha servido para aprender y en un futuro seremos capaces de ver sus frutos. Veo pilares muy importantes de cohesión social y de colaboración que se están consolidando en nuestra comarca, también se le está dando la importancia que se merece a la formación y al FP y la innovación; serán puntos fuertes en el futuro si seguimos ese camino y lo trabajamos. Yo he trabajado muy a gusto todo este tiempo, y he visto los potenciales de esta comarca. Las empresas me han dado mucha confianza y me han abierto sus puertas, al igual que los ayuntamientos y las administraciones. Conociendo las cocinas, puedo asegurar que tenemos ingredientes para recetas de éxito. La verdad, me veo obligado a agradecer de la forma más sincera toda la confianza puesta en mi por todos; gracias a ello he aprendido mucho y he podido realizar mi trabajo durante todo este tiempo.

Más

Fotos

Vídeos