La exposición 'Un lugar en el mundo' puede verse en los jardines de Loiola

Los murales son del mismo tamaño del visitante para ayudar a sumergirse en la muestra./A.S.
Los murales son del mismo tamaño del visitante para ayudar a sumergirse en la muestra. / A.S.

La exposición es iniciativa conjunta del Santuario y la ONG Alboan. Las imágenes nos acercan al drama de las personas migrantes y refugiadas

ALEX SILVAAZPEITIA.

Unos grandes murales con imágenes cargadas de sentimientos y crudeza se alzan en los jardines de Loiola haciendo al visitante reflexionar sobre su situación privilegiada en el mundo. La exposición con imágenes de migrantes y refugiados quieren hacer pensar al visitante sobre uno de los mayores dramas de nuestro tiempo. Tras esa búsqueda interior, la ONG Alboan y los Jesuitas de Loiola quieren conseguir una mayor implicación social en las ONG para trabajar a favor de las personas migrantes en nuestro entorno más cercano.

La muestra fue inaugurada antes del mes de agosto con el ánimo de conseguir la visita de la mayoría de turistas que visitan Azpeitia en agosto. Es una iniciativa conjunta del Santuario de Loiola y la ONG de los Jesuitas Alboan.

Los organizadores recuerdan que son millones las personas que año tras año se ven forzadas a abandonar su hogar a causa de la guerra, la persecución política, los desastres naturales, la degradación ecológica, la falta de medios para ganarse la vida u otras situaciones que ponen en peligro su vida o su libertad, muchas veces en los momentos mas vulnerables.

En el trayecto que comprende la salida de su lugar de origen, el tránsito y la llegada a un destino más seguro, las personas sufren distintas formas de violencia y una constante vulneración de sus derechos.

Caminar juntos

Los organizadores de la muestra quieren que los visitantes «caminen junto a los migrantes y refugiados», paseando junto a las imágenes colocadas en los jardines. Pero no buscan un paseo de ocio, si no un paseo con doble itinerario. Por una parte, un recorrido de oración o búsqueda interior del sentido de «Vía Crucis y éxodo» que sufren las personas migrantes.

Para conseguirlo y a modo de ayuda, la muestra está acompañada por fragmentos de la biblia y pinturas del jesuita africano Engelbert Mveng.

Por otra parte, también se intenta conseguir la sensibilización del turista dando información explicativa sobre las causas, consecuencias y otros datos de esos viajes migratorios en busca de una vida digna.

La muestra ha sido instalada con carácter permanente y consta de 15 paneles de hierro galvanizado con fotografías de 1,50m x 1m impresas en aluminio. Todos los paneles expuestos disponen además de punto de luz LED para poder facilitar la visita de noche y que cada uno elija su momento más adecuado para sumergirse en la experiencia.

Fotos

Vídeos