El empleo juvenil como objetivo

Multitud de jóvenes de la comarca han participado ya en los programas abiertos./A.S.
Multitud de jóvenes de la comarca han participado ya en los programas abiertos. / A.S.

Diferentes programas buscan emplear a las generaciones jóvenes, complementando la formación con prácticas reales

ALEX SILVAAZPEITIA.

La crisis ha afectado a muchos de los sectores de actividad de la comarca y también a los grupos más vulnerables de la sociedad. Especialmente afectados han sido los jóvenes. Tanto los jóvenes con alta formación como los que no lo son. Teniendo una de las generaciones más preparada de los últimos años, la tasa de paro juvenil ha rondado cifras históricas que han preocupado a dirigentes e instituciones.

La situación va mejorando poco a poco, pero todavía queda camino que recorrer para la empleabilidad total. Más largo es ese camino en los sectores en los que la formación y la experiencia laboral es nula o prácticamente inexistente.

La agencia de desarrollo e innovación Iraurgi Berritzen en conjunto con el Ayuntamiento de Azpeitia y otros consistorios de la comarca han puesto en marcha servicios para mejorar la empleabilidad y competitividad de los jóvenes de la comarca, ayudándoles así a buscar empleos de calidad y evitar la fuga del sector juvenil de la comarca que tan duramente ha golpeado esta recesión.

Maialen Ituarte, Sandra Fernández y Maite Etxezarreta son las encargadas de ofrecer asesoramiento y orientación en el ámbito de la formación y el empleo para poder dar salida a la demanda de todos estos jóvenes. Según las técnicas de empleo y formación de la agencia, su acompañamiento es un servicio personalizado que comienza con unas sesiones de orientación laboral totalmente personalizadas.

Un trabajo que se hace a solas con la persona que busca empleo o mejorar su empleabilidad. En esas sesiones se intenta definir el perfil laboral y socioemocional de esa persona, además de identificar las tendencias y gustos para buscar las necesidades de formación que tienen.

En el caso de los jóvenes que buscan ser empleados por cuenta propia y comenzar el camino del autoempleo, se derivan al departamento de emprendizaje de la propia agencia, donde también les ayudan a recorrer su camino.

Con el resto se comienzan a definir las fuentes de búsqueda de empleo por cuenta ajena y a programar un itinerario a seguir.

Formación complementaria

En muchos casos el problema principal es el desconocimiento sobre cómo buscar o en qué lugares puede haber ofertas interesantes. Desde el centro de empleo, en este caso Ituarte, se intenta capacitar a la persona para que por sus propios medios se genere un hábito de búsqueda activa de empleo.

El estar parado no es excusa, la propia tarea de buscar empleo es un trabajo a jornada completa en sí. Las trabajadoras de la agencia intentan ser una ayuda en el camino, pero lo que hacen es crear personas autónomas que tienen que buscar trabajo por sí solas. «Hay mucha confusión, creen que nosotras les vamos a buscar trabajo; pero lo que buscamos es empoderarlos para que ellos y ellas lo hagan», asegura Ituarte.

Además, desde hace unos meses en la comarca hay una herramienta adecuadísima para la búsqueda activa de empleo: Urolanprest. Un portal web con afiliación de newsletter donde se recogen las ofertas de empleo comarcales de la mayoría de portales de búsqueda de empleo, la amplia oferta de formación comarcal y otra información y asesoramiento extra. Urolanprest es un portal web compartido entre 11 entidades que están trabajando por la empleabilidad. Este portal quiere ser un punto referencial para las personas que busquen empleo o cambiar el que tienen en la comarca.

Talleres prácticos

Si todo el proceso explicado es individual, en el caso de los que necesitan un empujón para conseguir empleo existen diferentes talleres prácticos grupales que buscan formar íntegramente a la persona para enfrentarse al mercado laboral. Los programas activos y gestionados desde la agencia son Hazilan y Txertatu Merkatuan. Ambos programas están cofinanciados por el Gobierno Vasco y la Unión Europea con el objetivo de aumentar la empleabilidad juvenil en nuestra comarca.

Hazilan es un programa dirigido a los que ya tienen una formación superior universitaria o de grado y no superan los 44 años. Se compone de dos fases, la primera, Aktibatu, mezcla diferentes técnicas de coaching para reforzar las capacidades de cada persona; la segunda en cambio, Kokatu, coloca en empresas de la comarca a los alumnos para que adquieran experiencia en el sector en el cual se han formado y desean trabajar. Ya se han hecho dos ediciones de Hazilan y del total de los 35 alumnos participantes 22 ya tienen trabajo. Hay que tener en cuenta, que la última edición terminó antes de verano.

Txertatu Merkatuan, sin embargo, es un programa dirigido a aquellas personas que no tienen una formación profesional alta y en muchos casos carecen de experiencia laboral. Es un programa que dura 2 meses, más las practicas optativas. En este caso es indispensable estar en la franja de edad 18-29 y aparecer inscrito en las listas de la garantía juvenil.

La generación 'ni-ni'

Según Sandra Fernández, muchos de los alumnos pertenecen a la generación denominada como 'ni-ni' y necesitan un empujón para tener una relación más afectiva con el mercado laboral. En este programa, también se trabajan las actitudes y aptitudes personales, se les ayuda a los alumnos a adquirir costumbres favorables a la empleabilidad, y por supuesto, se les ofrece la opción de tener una experiencia laboral real en practicas.

No solo estas medidas son las adoptadas en nuestra comarca para hacer frente al desempleo, que como en la mayoría de Euskadi el perfil del desempleado tiene nombre de mujer, con edad comprendida entre los 25 y los 40 con un nivel medio bajo de estudios. En contraposición, la demanda de las empresas es de un perfil con gran conocimiento de idiomas, formación media o alta y sobre todo en los sectores industriales y de servicios, que son los que predominan el mercado laboral comarcal.

Fotos

Vídeos