El PNV denuncia «falta de transparencia» en el asunto de las paradas de autobús

El gobierno municipal (EH Bildu), por su parte, achaca a los jeltzales su «oportunismo»

AZPEITIA.

El PNV de Azpeitia ha achacado al gobierno municipal «falta de transparencia» en la decisión adoptada sobre la parada de autobús de Sanjuandegi. El partido jeltzale ha denunciado que este caso es «un ejemplo más de la falta de información, lo cual se ha convertido en un patrón que se está repitiendo últimamente».

Según el partido en la oposición municipal, se les ha «negado una y otra vez el informe técnico y de seguridad, por mucho que lo hayan pedido». Por eso, han mostrado la necesidad de transmitir que ellos «no tienen nada que ver en la vuelta de la parada a Sanjuandegi», y que consideran ha sido «una decisión tomada única y exclusivamente por el gobierno municipal».

A su vez el PNV ha mostrado su asombro ante «el cambio de decisión repentino» que ha tenido el gobierno municipal. «Hace unas semanas en una reunión abierta que tuvo el alcalde con los afectados, al contrastar las opiniones contrapuestas que había al respecto, confirmó que quedaban seis meses para tomar una decisión en firme. Es por eso que el PNV azpeitiarra no entiende qué ha pasado en tan pocos días, para que con tanta celeridad el gobierno municipal haya decidido tomar esta decisión, a todas luces incoherente y falta de transparencia».

Ante esta situación el PNV de Azpeitia ha denunciado que han tenido que pedir el informe completo por escrito. Según los nacionalistas no es la primera vez que se les niega información. Es por eso que han pedido al gobierno municipal que empiecen «a cumplir con esa transparencia de la que tanto alardean».

Por su parte el gobierno municipal de EH Bildu ha respondido «con asombro» a las declaraciones realizadas por el PNV ya que, aseguran, el tema ha sido tratado en varias comisiones e incluso han llevado a cabo reuniones con los vecinos. «El proceso ha sido largo», por lo tanto, no se puede decir que la decisión haya sido tomada «en poco tiempo».

Para EH Bildu, la oposición está tratando de «inflar un debate ya de por sí endemonizado» y «en lugar de reconducirlo y fomentar un debate más profundo en torno a la movilidad, lo único que pretenden es «aprovechar la situación para pescar en aguas revueltas y lograr beneficios para el partido».

Para el gobierno municipal, «no es cierto» que se le haya escondido el informe técnico al PNV. Al contrario, dicen, «el gobierno municipal tiene ordenado entregar, no sólo a la oposición, sino a cualquier vecino que lo solicite, la información sobre el mismo».

En cuanto a la falta de coherencia, señala Bildu que en la última comisión de urbanismo fue el propio portavoz de PNV quien reconoció que la decisión de mantener las paradas de Sanjuandegi había sido adoptada «por unanimidad». Por lo tanto, «¿no es falta de coherencia no admitir esa decisión públicamente?», preguntan en un comunicado.

Fotos

Vídeos