«Le daremos el adiós que se merece»

DV

Los amigos y familiares de Iñigo Larrañaga preparaban ayer el momento de la llegada de su ser querido. Según acordaron, serán «los mismos amigos los que lleven a Iñigo a hombros desde el tanatorio hasta la parroquia y de allí, le suban al cementerio, también a hombros», explicaba el padre, Txomin Larrañaga. Ferviente conocedor de las costumbres tradicionales de Euskal Herria, agradecía «de corazón» el gesto. «Le daremos el adiós que se merece», le decía uno de los compañeros, dispuestos a sumarse al pequeño homenaje que quieren dedicar a su amigo fallecido. El alcalde de Azpeitia, Eneko Etxeberria, se solidarizó con la familia. «Son hechos muy dolorosos, más aún en estas fechas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos