Abierto el nuevo puente que conectará Sanjuandegi y Etxebeltz-Izarra

Los responsables municipales en la recién urbanizada zona. / E.A.

Las obras se han completado con la urbanización de todo el entorno del río en ambos sentidos, con una inversión de más de tres millones de euros

ELI AIZPURUAZPEITIA.

Bastante ha llovido desde que en 2006 el Ayuntamiento de Azpeitia pusiera en marcha un importante proyecto urbanístico en la localidad: Etxebeltz-Izarra. Tras numerosos problemas jurídicos en la zona, que incluso «tambalearon el propio proyecto», en opinión del alcalde Eneko Etxeberria, en 2010 se decidió continuar con los trabajos aunque en diferentes fases.

Así, siete años más tarde, el Ayuntamiento casi ha ultimado la fase final del proyecto general en el que se han invertido más de tres millones de euros. Las obras se han llevado a cabo en ambos cauces del río Urola, bien por el lado de Etxebeltz-Izarra, bien por el de Sanjuandegi, en La Salve, uniéndose ambos a través del nuevo puente.

«Hacía 40 años que no se actuaba en la zona de Sanjuandegi», ha señalado Etxeberria al referirse a la antigua carretera de Loiola, hoy peatonalizada y en la que se ha añadido un parking más los trabajos para evitar inundaciones que se han llevado a cabo en todo el transcurso del río, hasta la variante, con la creación de un muro junto a la carretera.

A estos se une también la finalización en breve -se espera que para las fiestas de San Ignacio- del nuevo parking, por el lado de Etxebeltz-Izarra, en la avenida de Loiola, frente a Las Esclavas.

Así, con la actuación en toda la zona, se «ha puesto en valor el río Urola», con paseos a ambos lados del cauce que revalorizan toda la red de paseos y zonas peatonalizadas de la localidad. A estas, hay que añadir las próximas obras en la piscina municipal -ya licitadas a la empresa Urbikolan- para la rehabilitación de la parte antigua del edificio así como la instalación de un nuevo sistema de energías renovables.

Con la inauguración del nuevo puente que unirá los barrios de Sanjuandegi y Etxebeltz-Izarra, la patata caliente ha sido durante los últimos meses el paso de los autobuses por la zona y la localización de las paradas. Bien podían permanecer en Sanjuandegi -donde estaban con anterioridad y que provisionalmente habían sido trasladadas a la Avenida con motivo de las obras del puente- o ser bien trasladadas definitivamente a la Avenida, en cuyo caso no pasarían por el puente y, en consecuencia, por Etxebeltz-Izarra. Tras reuniones con vecinos de ambas zonas en las que «no se ha podido llegar a un consenso» para sustituir las paradas, el gobierno municipal ha decidido mantener las paradas de Sanjuandegi. Así, en breve, una vez finalizadas las adecuaciones de tráfico pertinentes, los autobuses comenzarán a circular por el nuevo puente.

A este respecto, el Departamento de Movilidad de la Diputación Foral ha aclarado que la decisión del paso de autobuses es exclusiva del Ayuntamiento y que a la entidad le compete «velar por la seguridad y la movilidad más adecuada para garantizar el servicio público a los azpeitiarras además de señalar al Ayuntamiento las modificaciones que había que llevar a cabo en algunos puntos del itinerario para posibilitar el tránsito adecuado y seguro de los autobuses».

La decisión ya está tomada. Sin embargo, el Ayuntamiento cuenta con mecanismos e instrumentos para que si la ciudadanía no está de acuerdo, poder cambiar las resoluciones, por lo que «el consistorio no cierra las puertas a una consulta popular», señaló el alcalde Eneko Etxeberria.

De todas formas, los autobuses comenzarán a circular en breve por el área de Etxebeltz-Izarra y es entonces cuando el Ayuntamiento dará la información y las explicaciones al respecto, han adelantado.

Fotos

Vídeos