Diario Vasco

Crearán un gran parque entre Las Esclavas y Olatz para el próximo verano

Plano que muestra el proyecto Izarraitzko Atea.
Plano que muestra el proyecto Izarraitzko Atea.
  • Será un espacio natural con un estanque rodeado de arena, chorros de agua y una amplia arboleda

La Avenida de Loiola presenta hoy en día un aspecto muy diferente al de hace no muchos años. Desde que comenzara la urbanización de la zona en el área de Auzaraza o las VPO de Etxebeltz-Izarra unido a las recientes construcciones en marcha en el área de Las Esclavas más la previsión de más bloques en la zona han hecho que el Ayuntamiento se haya comprometido a «proteger» los terrenos públicos entre Las Esclavas y la ermita de Olatz. «Queremos proteger esta área y convertirla en zona verde para la ciudadanía, para que no se construya más», señaló en rueda de prensa el alcalde azpeitiarra Eneko Etxeberria junto al edil Josu Labaka que corroboró las palabras del primer edil. «Ha habido muchas tentaciones para llenar esta zona de edificios. Es un terreno de mucho valor por lo que es importante protegerlo», aseguró Labaka.

Así, la zona verde pasará a ser un gran parque destinado al esparcimiento de la ciudadanía. Las obras comenzarán este mismo enero y se prevé que estén finalizadas en cuatro o cinco meses, por lo que Azpeitia podrá contar con una nueva e importante área de recreo «para comienzos de verano». El proyecto, que ha sido realizado por Lur paisajistak, será ejecutado por la empresa Kimu Bat. La primera fase de la obra contará con una partida presupuestaria de 180.000 euros.

Izarraitzko Atea

El proyecto se denominará Izarraitz- ko Atea (Puerta del Izarraitz) y es que su ubicación, entre el antiguo convento de Las Esclavas y el de Olatz, en las faldas del macizo del Izarraitz abre una puerta natural para visitar y pasear en dicho enclave. La actuación se llevará a cabo, además, «utilizando maderas, rocas, arena y demás elementos naturales existentes en el entorno», señala el paisajista Iñigo Segurola.

El agua será uno de los recursos más importantes dentro de la configuración que darán al parque. Así, canalizarán el agua que llega desde el Izarraitz para «formar un estanque en forma oval», donde añadirán chorros de agua «para el juego y recreo de los más pequeños». Junto al estanque, adecuarán también una zona de arena, por lo que «Azpeitia podrá contar también con su pequeña playa», mientras que un riachuelo atravesará toda el área.

Plantarán más de 100 árboles, de los que 30 serán sauces llorones, 60 robles y hayas y los 25 restantes «árboles con una función ornamental». También habrá una zona de juegos «con troncos, piedras y otros elementos naturales».

Segunda fase

Como su nombre bien indica, Izarraitzko Atea quiere ser en un futuro «una puerta hacia el entorno del Izarraitz», por lo que en una segunda fase quieren realizar «paseos por el entorno» dirigidos a todo tipo de edades. Además, prevén también adecuar un espacio para el deporte de los mayores y «se instalarán máquinas de gimnasia para las personas mayores».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate