Diario Vasco

La contribución subirá un 5,17% y se congelarán el resto de tasas e impuestos

Los concejales, presididos por el alcalde, en el último pleno.
Los concejales, presididos por el alcalde, en el último pleno. / E. A.
  • La decisión de subir el IBI contó con la oposición del PNV

  • El Ayuntamiento decide subir el IBI para adecuarlo a la nueva revisión del catastro y mantener así la recaudación

El ayuntamiento ha aprobado inicialmente las ordenanzas fiscales correspondientes a 2017. Si bien las tasas e impuestos se congelan en general, hay una en particular, la del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), más conocida como contribución, que sufrirá variaciones, ya que aumentará en un 5,17%.

Tras la última revisión catastral llevada a cabo por la Hacienda foral, con el resultado de un descenso del 5% del valor total de las viviendas, garajes, trasteros, y locales comerciales en Azpeitia, de cuyo desacuerdo por parte del ayuntamiento azpeitiarra ya dio cuenta esta publicación anteriormente, el consistorio ha decidido mantener la recaudación. Por consiguiente, la tasa correspondiente aumentará proporcionalmente. «De mantener el IBI tal y como está, el Ayuntamiento recaudaría 247.000 euros menos, por lo que creemos que realizar un agujero de este calibre sería una irresponsabilidad por nuestra parte ya que de no recaudar esa cantidad, habría que quitarlo de los servicios públicos, en perjucio de los propios ciudadanos», señala la edil de hacienda Estitxu Elduaien.

Tras realizar una primera valoración, el 53% de los azpeitiarras verá reducido su recibo de la contribución (la factura tiene como base el valor catastral del inmueble, un valor que baja en numerosas zonas de Azpeitia), mientras a un 47% le subirá la factura (ya que el valor catastral es superior). Entre los que deberán abonar más por el IBI, la mitad tendrán una subida inferior a 25 euros, y al contrario, el resto verá incrementada su factura en más de 25 euros.

Como compensación, el ayuntamiento pondrá a disposición de los ciudadanos una nueva línea de ayudas para contrarrestar las subidas que califican de «injustas». Cada particular deberá solicitar las ayudas en el consistorio y serán emitidas teniendo en cuenta los ingresos de cada contribuyente.

La decisión del Gobierno municipal de subir el IBI ha contado con la oposición del PNV. Para los jeltzales, la medida es «legal» pero no «ética». En su opinión, «no podemos decir que somos más pobres a los ciudadanos para minutos después subir los impuestos para que sigamos recaudando como hasta ahora. Cuando los vecinos han tenido que apretarse el cinturón, lo han hecho. El ayuntamiento debería ahora predicar con e l ejemplo y hacer lo mismo», aseguró el portavoz Aitor Gorrotxategi. Es más, «los azpeitiarras deberán pagar más por algo que vale menos, para que el consisitorio pueda seguir recaudando», puntualizó el PNV.

Los jeltzales plantearon al gobierno municipal de EH Bildu, congelar las tasas e impuestos en su totalidad, también el IBI.

Ruegos y preguntas

En el apartado de ruegos y preguntas fue el portavoz jeltzale, Aitor Gorrotxategi, el primero en tomar la palabra. El grupo nacionalista se quejó de la «la falta de organización» y solicitó «más comisiones» para poder tratar los temas y «participar» en las decisiones, no ser «meros oyentes».

El alcalde Eneko Etxeberria se lamentó de que el partido en la oposición tenga esa sensación y se comprometió a adoptar «medidas correctoras» para llevar a cabo un mejor plan de trabajo. «Realizar las cosas desde la unanimidad es positivo para Azpeitia», dijo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate