Diario Vasco

El paso de Lasao, el bidegorri de Urrestilla y el agua de Nuarbe preocupan a los vecinos

Los representantes de Nuarbe, Urrestilla y Lasao, con el diputado Imanol Lasa en la carpa situada en la plaza Olatz.
Los representantes de Nuarbe, Urrestilla y Lasao, con el diputado Imanol Lasa en la carpa situada en la plaza Olatz. / E.A.
  • Se enmarca dentro de la ronda que Diputación realizará por los municipios en el proceso de los Presupuestos Participativos 2017

  • Representantes municipales dieron cuenta al diputado foral Imanol Lasa de sus peticiones

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha dado esta misma semana el pistoletazo de salida a la campaña presencial dentro de la iniciativa de Presupuestos Participativos o Abiertos, unos presupuestos que elaborarán teniendo en cuenta las necesidades de los ciudadanos.

Así, hasta el próximo día 14 de octubre, todos los guipuzcoanos mayores de 16 años podrán opinar y realizar sus aportaciones acerca de la propuesta de presupuestos de 2017 acercándose a la carpa informativa que se instalará en 16 municipios de todo el territorio. Las propuestas de la ciudadanía se recogerán en una memoria que se presentará junto a la propuesta de presupuestos, como colofón del proceso, y dar así cuenta de las propuestas finalmente adoptadas.

Dentro de este recorrido, los responsables de la iniciativa, encabezados por el diputado de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad, Imanol Lasa, se personaron en Azpeitia el martes. Durante todo el día, los azpeitiarras tuvieron la ocasión de dar cuenta de sus preocupaciones o de las necesidades que aprecian en la localidad y que pueden llevarse a cabo por Diputación, «ya que a veces, las peticiones no son competencia de Diputación».

Varios de los que se personaron para que el diputado atendiera sus inquietades y conociera de primera mano las necesidades de Azpeitia, fueron los alcaldes y representantes de varios barrios, comoUrrestilla, Lasao o Nuarbe. Todos ellos explicaron al diputado lo que, a su parecer, más urge en sus respectivos barrios.

El paso de Lasao

El barrio azpetiarra de Lasao lleva ya tiempo preocupado por la desconexión en esa zona del bidegorri que lleva a Zestoa, por un lado, y a Azpeitia por otro, cortándose justo a la altura de Lasao. «La gente ha comenzado andar por la vía tren. Eusko Tren, responsable del Museo Vasco del Ferrocarril de Azpeitia, ha puesto vallas para que la gente no transite por ahí con el consiguiente peligro que ello acarrea ya que todas las personas que discurren por el bidegorri, bien a pie, en bicicleta o patines, cruzan ahora la carretera. Una recta en la que los vehículos circulan a gran velocidad», señaló el vecino de Lasao, preocupado -al igual que todos en el barrio-, porque «vaya a pasar algo muy grave».

Imanol Lasa pidió a los vecinos que presenten una propuesta por escrito explicando cuál es la petición de los lasaotarras.

Además, pidieron a Lasa revisar el tramo de bidegorri entre Azpeitia y Lasao a su paso por el polígono industrial de Danona ya que se corta «y vehículos y usuarios del bidegorri se interfieren de forma peligrosa».

Bidegorri de Urrestilla

Los que sí se presentaron con los deberes realizados fueron las vecinas de Urrestilla que asistieron a la cita. Hicieron entrega de un dossier con la solicitud de un bidegorri entre Azpeitia y Urrestilla. Un bidegorri que llevan reclamando desde hace tiempo y cuyo proyecto cayó en saco roto en los últimos presupuestos.

El dossier recoge también la recogida de firmas y la marcha que se llevó a cabo en junio para exigir el bidegorri.

Carretera y agua en Nuarbe

En Nuarbe preocupa sobre todo la situación de la carretera comarcal que une el barrio con Azpeitia. Se trata de una vía muy estrecha «en la que a diario nos cruzamos con camiones y autobuses». «Tampoco cuenta con un arcén por el que puedan transitar los viandantes, además de que diariamente muchos ciclistas circulan por la zona», señaló el representente nuarbetarra.

Lasa atendió también con interés una de las mayores inquietudes de los nuarbetarras: el agua potable. Nuarbe cuenta con un embalse que abastece a toda la comarca de Urola Kosta, desde Azpeitia hasta Orio. Sin embargo, el propio pueblo no cuenta con agua del pantano. «El agua que bebemos nos llega de un depósito en el cual, por diferentes problemas que desconocemos, en numerosas ocasiones, llega muy muy sucia. Tanto que además de tener que beber agua embotellada, en ocasiones no podemos ni poner la lavadora».

Además de los representantes de los barrios, miembros de Baigera o Cáritas y vecinos, a título personal, se acercaron a la carpa a realizar su aportación. Exigieron también la limpieza de los alrededores de Loiola, «muy descuidada últimamente, siendo como es Loiola un referente turístico del territorio».