Diario Vasco

El reloj de Loiola vuelve a estar en marcha tras años sin dar la hora

El reloj, en su nueva ubicación y el responsable de la iniciativa, el jesuita Cabases.
El reloj, en su nueva ubicación y el responsable de la iniciativa, el jesuita Cabases. / E.A.
  • Fue construido en 1854 y tras su puesta a punto se inaugurará públicamente este próximo domingo, a las 11.00 horas

Aunque no haya estado expuesto al público, el Santuario de Loiola contaba, entre otras muchas reliquias, con una joya desconocida para el exterior. Se trata de un reloj que data de 1854, construido por Jose Manuel Zugasti -un reconocido relojero de Arrasate- en Bilbao. Sin embargo, hacía ya años que no daba las horas. Hace un par de ellos, los jesuitas de Loiola se pusieron en contacto con Yeregi Elkartea para bajar las pesas que «debido a su desuso tenían el riesgo de caerse», recuerda Xabier Alvarez Yeregi , de Yeregi Elkartea y uno de los encargados de realizar los trabajos. «Hay que tener en cuenta que son unas piedras de entre 68 y 80 kilos, con el correspondiente peligro que supone su caída ya que se encuentran a 18 metros», señala Alvarez, el responsable, el jesuita Felix Juan Cabases Cilveti, nos propuso arreglar el reloj.

Y se pusieron manos a la obra. A lo largo de estos meses han restaurado el reloj de Loiola. Entre los trabajos realizados están la limpieza general y el pintado; reducción de las pesas de sonería para la nueva situación; acortamiento del péndulo para la nueva ubicación; los nuevos accionamientos para la sonería; la limpieza de la campana y actuadores, etc. Además, han recogido la descripción del funcionamiento y diversos cálculos en un documento.

La restauración se ha llevado a cabo con la colaboración voluntaria de varias personas, entre mecánicos (Juan Carlos Mancebo y Luis Beristain Sudupe), carpinteros (Ignacio Aramendi) y fotógrafo (Iñaki Exenagusia), además de los miembros de Yeregi Elkartea Begoña Arruti San Martin y Xabier Alvarez Yeregui. Han contado también con la colaboración de una ingeniera, Teresa Echaniz Iriarte, que ha recogido toda la parte mecánica y la ha plasmado en el proyecto de fin de carrera que, precisamente, presentó el pasado 26 de julio, «con una nota de 9,5», asegura Álvarez.

Ya restaurado estará ahora de cara al público y la inauguración se llevará a cabo el domingo, a las 11.00, por lo que los responsables invitan a todos aquellos que lo deseen a acudir a este especial acto.