Vecinos de Floreaga piden soluciones a la falta de accesibilidad del barrio

La comisión de accesibilidad informa a los vecinos. /  SUDUPE
La comisión de accesibilidad informa a los vecinos. / SUDUPE

Recogerán firmas entre los habitantes de la zona para exigir soluciones y no descartan realizar más acciones

JOAQUIN SUDUPE AZKOITIA.

Los vecinos del barrio de Floreaga consideran que el mayor problema del barrio es la falta de accesibilidad. Por ello realizaron una asamblea el pasado septiembre con cerca de un centenar de vecinos y formaron una comisión con representación de todas la comunidades de vecinos para tratar el problema.

La comisión, tras realizar reuniones con el alcalde y todos los partidos políticos con representación en el ayuntamiento, hizo una reunión informativa en el Elkargune el martes. En la reunión se informó de las reuniones realizadas y se plantearon pasos a dar en el futuro inmediato. El objetivo es conseguir que se dote al barrio de los elementos mecánicos oportunos (rampas, ascensor...) desde la oficina de correos hasta la zona más alta del barrio, a la vez que se mantenga y mejore el servicio actual de autobús.

Señalan que el problema es obvio debido a la cuesta existente que dificulta y, en muchos casos, impide que residentes puedan bajar al pueblo y acceder a los servicios municipales, de ocio, religiosos, etc. «Problema que irá progresivamente en aumento ya que es un barrio con mucha gente mayor entre el millar de personas que viven en él», apuntan. Creen así mismo que este problema debería de ser prioritario para los agentes políticos y, especialmente, para el equipo de gobierno ya que su solución «aportaría beneficios a los residentes y a las personas que acuden a los centros escolares llevando a hijos y nietos», apuntan.

«Si otros pueblos como Ermua, Eibar, Elgoibar, etc., están dando solución al problema de barrios altos, no entendemos por qué no se pueden poner soluciones a corto plazo en Floreaga», comentan para añadir que lo que quieren es un compromiso de solución con proyecto, financiación, ejecución y calendario.

Reuniones mantenidas

La comisión informó de las reuniones realizadas con los grupos políticos remarcando el carácter receptivo de todos ellos pero con matices. Según apuntaron, la reunión con alcalde, concejal de urbanismo y arquitecto de noviembre del 2017 tuvo luces y sombras. «Se hacen cargo del problema y muestran ganas de darle solución. Hay buenas palabras pero sin compromiso y se refieren en varias ocasiones al bus (mejorarlo, más horarios...) pareciendo que este sea su proyecto de mejora de la accesibilidad», comunicó la comisión para añadir que «hicieron alusión a la encuesta realizada en el barrio pero esa encuesta no nos parece la más valida ya que hacía elegir a los vecinos entre bus o ascensor. por mantener el bus. Creemos que esa encuesta no permite a la gente decir lo que quiere. El bus es un servicio al pueblo y eso no tiene que descartar otras soluciones » subrayaron.

En relación a los grupos políticos, «Azkoitia Bai y Bildu nos dijeron que sí hay dinero para acometer el proyecto y que sí es un problema prioritario para el pueblo. Azkoitia Bai dijo que pedirían una comisión dentro de urbanismo para tratar el tema y EH Bildu nos señaló que el PNV la había rechazado y que el alcalde había dicho que no es un tema prioritario», subrayaron.

Añadieron que en la reunión con el PNV, «Asier Aranbarri lo contempló como un problema grave a resolver cuanto antes, reconociendo que el bus no excluye otra soluciones, apuntó que sería necesario un estudio técnico sobre el problema y habló de tres tramos de elementos mecánicos para poder llegar desde la iglesia hasta la parte más alta».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos