La tradición de acudir a la ermita del Ángel de la Guarda se cumplió otro año más

La ermita, en la carretera hacia Elgoibar, fue fundada en el XVIII por la familia Villareal. /  FOTOS SUDUPE
La ermita, en la carretera hacia Elgoibar, fue fundada en el XVIII por la familia Villareal. / FOTOS SUDUPE

Es costumbre asistir a alguno de los tres oficios religiosos y adquirir las rosquillas bendecidas

JOAQUIN SUDUPE AZKOITIA.

Ayer se celebró el día del Ángel de la Guarda en el ermita del mismo nombre de Azkoitia. A lo largo de la mañana, fueron muchos los azkoitiarras que quisieron cumplir con la tradición de acudir a la ermita para asistir a alguno de los tres oficios religiosos celebrados y adquirir las rosquillas bendecidas que se venden en el lugar.

Esta ermita, situada en la carretera hacia Elgoibar, fue fundada en el XVIII por la familia Villareal, es panteón familiar de los Yrizar y guarda un interesante retablo barroco dedicado al Ángel de la Guarda.

En 2010 la ermita fue testigo del homenaje realizado a Pedro Irizar 'Periko' por el centenario de su nacimiento. Pedro, cuyos restos reposan en la ermita, nació en Azkoitia en 1910 y marchó con dos años a Madrid, donde obtuvo el título de ingeniero industrial y se licenció en Economía. Trabajó en el Ministerio de Hacienda, en el Banco de España y fue profesor de economía de la Escuela de Ingenieros Industriales de Madrid. Fue además un investigador incansable de los dialectos del euskara. Euskaltzaindia ofrece en su página web la obra de Pedro 'Morfología del Verbo Auxiliar Vasco', un trabajo que la Academia Vasca publicó en 15 tomos, y que examina a fondo la morfología de los verbos auxiliares de los dialectos del euskera. Recordar su último trabajo sobre la genealogía de las familias azkoitiarras, trabajo que culminó su hijo Iñigo ayudado de Mª Pilar Cuende.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos