Los servicios jurídicos subrayan que los residuos son competencia exclusiva de la Mancomunidad

Momento del pleno ordinario del miércoles por la tarde.
Momento del pleno ordinario del miércoles por la tarde. / SUDUPE

La secretaria municipal manifestó en el Pleno que el Ayuntamiento pagó íntegramente lo que la Mancomunidad calculaba para la prestación del servicio de inspección

JOAQUIN SUDUPEAZKOITIA.

El miércoles por la tarde se celebró un pleno ordinario con cinco puntos en el orden del día. Los puntos fueron tratados y aprobados de forma rápida aunque, de nuevo, surgió el tema de la polémica recogida de residuos en Aizpurutxo.

Los servicios jurídicos del consistorio representados por la secretaria municipal, funcionaria del Ayuntamiento que asesora e indica a los ediles y equipos de gobierno si las actuaciones y acuerdos municipales son válidos por ley o si por el contrario no pueden adoptarse, se pronunciaron en relación a la responsabilidad del Ayuntamiento en este tema.

EH Bildu ha sostenido que el Ayuntamiento acordó en junio de 2016 hacerse cargo de las inspección de la recogida de residuos y que no cumplió con su cometido.

Sobre este aspecto, la secretaria municipal explicó que en aquel entonces, se elaboró un informe donde se recordaba que esa era una competencia exclusiva de la Mancomunidad por lo que el consistorio no podía hacerse cargo de algo que no era competencia suya.

Otro elemento esgrimido tanto por la Mancomunidad como por EH Bildu es que el Ayuntamiento no puso los medios económicos necesarios para que hubiera dos educadores auditores que se encargaran de esa inspección faltando a su parte del acuerdo y que por tanto era responsable de esa mala recogida en Azipurutxo.

Sobre este aspecto, la secretaria municipal manifestó que «es un hecho objetivo» que los presupuestos de la Mancomunidad contemplaban la existencia de seis educadores inspectores y que el Ayuntamiento de Azkoitia pagó íntegramente lo que la Mancomunidad calculaba para la prestación del servicio. Por lo tanto, el Ayuntamiento habría puesto los medios económicos necesarios que la Mancomunidad solicitaba para dar el servicio.

«Damos a la Mancomunidad todo lo que nos pide y la Mancomunidad tendrá que analizar cómo hace los presupuestos, porque este Ayuntamiento destina exactamente la cantidad que se le pide», apuntó la concejal Ana Azkoitia durante el pleno.

Asimismo señaló que «si la Mancomunidad hubiera comunicado a la ciudadanía y al Ayuntamiento que en 8 o 10 puntos la recogida tenía que ser conjunta por la cantidad de impropios, no se hubiera armado ningún revuelo. Pero la Mancomunidad no comunicó nada a nadie, aunque técnicamente fuese una medida comprensible».

El Ayuntamiento lanzó un mensaje de colaboración institucional para reconducir el tema y por el momento, la Mancomunidad ha decidido ver en cada ruta la calidad del residuo de cada contenedor. En caso de que la calidad sea buena se recogerá debidamente y en caso de que la calidad no sea aceptable, se recogerá de manera separada y se llevará a la planta de transferencia de Elgoibar.

Fotos

Vídeos