Aranzadi realiza excavaciones en la entrada del poblado de Munoandi

Representantes de La Caixa, Sidenor, Diputación y ayuntamientos de Azkoitia y Azpeitia, en la visita a las excavaciones. / FOTOS SUDUPE

Están estabilizando parte de las torres del poblado de la segunda Edad del Hierro

JOAQUIN SUDUPE AZKOITIA.

El poblado fortificado de Munoandi es un recinto amurallado de la Edad del Hierro, datado entre finales del siglo V y principios del IV antes de Cristo, que se sitúa al este del monte Txalintxo, encima de Loiola.

Cuenta con una superficie total que rondaría las 7 hectáreas, una muralla de más de 5 kilómetros de longitud y, al menos, una entrada flanqueada por dos grandes torres macizas. Desde hace 12 años, se realizan excavaciones todos los veranos dirigidas por la dirección profesional de arqueólogos de Aranzadi junto a una veintena de voluntarios, ya sean estudiantes de arqueología, licenciados o voluntarios de Azkoitia, Azpeitia y alrededores.

Tras la campaña de verano en la zona de viviendas descubierta, junto al lienzo de la muralla, ahora, gracias a la financiación de La Caixa y Sidenor se está llevando a cabo un trabajo especial por dos semanas en la zona de la entrada al recinto con sus dos grandes torres. «La construcción evidencia una gran planificación, conocimientos de topografía y arquitectura para llevarla a cabo. Los que quisieran atacar el poblado tenían que acceder a la puerta tras un largo trayecto junto a la muralla, desde donde serían abatidos, para llegar luego a un ángulo recto y encarar la puerta que se estrechaba impidiendo el paso a grupos numerosos. «Claramente, responde a una larga tradición en diseño de sistemas de defensa», señala Antxoka Martínez, director de la excavación.

Los 4 arqueólogos profesionales están estabilizando y delimitando las paredes del poblado de la segunda Edad del Hierro para poder en un futuro, mostrarlas a los visitantes.

Fotos

Vídeos