Diario Vasco

Valoración positiva del rallysprint del Campeonato guipuzcoano

Tras las verificaciones de vehículos los participantes aparcaron en la plaza para que pudieran verlos los los aficionados.
Tras las verificaciones de vehículos los participantes aparcaron en la plaza para que pudieran verlos los los aficionados. / SUDUPE
  • Tanto la organización como los pilotos y los espectadores se mostraron muy a gusto con la prueba deportiva

  • Puntuaba para el Campeonato vasco y el Trofeo Vasco de Fórmula Libre

«Valoramos muy positivamente el rallysprint celebrado durante este fin de semana. Tanto los pilotos como los espectadores han quedado muy a gusto con la prueba, han disfrutado tanto del nivel de la prueba como de las posibilidades que ha ofrecido el circuito. Fue un día largo y duro pero mereció la pena», han señalado los miembros del club azkoitiarra de motor 'Errebueltie Motor Kirol Kluba', que organizaba la prueba valedera para el Campeonato de Euskadi de Rallysprint.

«Queremos agradecer la ayuda y colaboración de los más de 100 voluntarios volcados en la prueba, la ayuda de Etxe Zuri Garraioak, los bares y el Ayuntamiento sin todos los cuales no hubieras podido llevar adelante la prueba», añadían. Señalar que, tras las verificaciones de vehículos, los 54 participantes fueron aparcando en la plaza y atrajeron a cientos de curiosos y amantes de este tipo de pruebas que resultan espectaculares y muy vistosas.

De aquí, los coches se dirigieron a tomar la salida de las tres mangas de la prueba a lo largo de la vieja carretera a Elgoibar.

En cuanto a la prueba deportiva, Enrique Barrenetxea-Arando y Anartz Onandia con Mitsubishi EVO IX se impusieron con un tiempo total de 15:30.438, seguidos de Aingeru Castro y Alaitz Urkiola con su BMW M3 que requirieron de un tiempo total de 15:39.127. Iban Tarsicio e Iñigo Peña con su Mitsubishi EVO IX fueron los terceros clasificados.

Apuntar que los corredores de la escudería 'Erebueltie' organizadora de la prueba, Ibon Otaegi y Xabier Lizarralde (BMW M3), Iraitz Olariaga y Oihane Uranga (Honda Civic R) abandonaban por avería mecánica mientras que Imanol Zabala y Xuban Aranbarri (BMW 325i) se salían de la carretera.