Diario Vasco

La ballena de Getaria es un rorcual común de 12 metros

vídeo

La ballena, nadando en Getaria / Anne Galarraga

  • El cetáceo está «muy delgado», por lo que no se descarta que pudiera estar aquejado por alguna enfermedad

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

La ballena avistada en el puerto de Getaria es un ejemplar de rorcual común (Balaenoptera physalus), de unos doce metros de longitud y que permanece en la dársena desde anoche.

Según ha explicado Enrique Franco, vicepresidente de la Sociedad para el Estudio y la Conservación de la Fauna Marina, Ambar, el cetáceo podría ser un individuo juvenil, ya que mide unos doce metros de longitud, cuando esta especie puede llegar a los 27 metros.

El animal fue avistado el lunes por la noche en el puerto de Getaria. El cetáceo fue localizado hacia las 21.45 horas y pronto se corrió la voz en la población costera, lo que motivó que muchos vecinos se acercaran a las inmediaciones de la dársena a contemplar el inédito espectáculo.

Arrantzales de la localidad apuntaban la posibilidad de que el animal hubiese llegado a puerto siguiendo a algún barco, dado que en las últimas jornadas «está entrando mucho pescado pequeño» en las aguas cercanas, lo que atrae a peces más grandes en busca de comida. Podría haberse acercado a la costa guipuzcoana siguiendo precisamente a esos peces mayores en esta escala alimenticia.

Franco ha precisado que el animal se encuentra "muy delgado", por lo que no se descarta que pudiera estar aquejado por alguna enfermedad, como ocurrió con el ejemplar que varó hace ahora cuatro años en la playa de San Sebastián: un macho joven de 23 toneladas y 16,5 metros de longitud, que murió en el arenal donostiarra a consecuencia de una neumonía.

Este animal fue avistado en aguas de la bahía de La Concha el 5 de diciembre de 2012 y murió un día después, tras varar junto al Pico del Loro, por lo que su cuerpo tuvo que ser retirado por dos grúas de gran tonelaje antes de enterrarlo en un paraje forestal.

Este martes, ocho técnicos de Ambar se han desplazado a Getaria para observar las evoluciones del mamífero marino, que evoluciona desde ayer en el interior del puerto probablemente para "buscar protección".

En un lugar protegido y con comida

Franco ha aclarado que en este lugar la ballena se encuentra protegida, porque no hay corrientes marinas, dispone de comida -ya que en los últimos días han entrado bancos de peces pequeños en la dársena-, y puede estar "tranquila" porque en estas fechas hay poco tránsito de barcos y los ruidos no le molestan.

No obstante, el responsable de Ambar ha instado a las personas que acudan al lugar a no acercarse al cetáceo con embarcaciones ya que se trata de un animal salvaje que, además, podría estar enfermo y, como mamífero que es, podría contagiar alguna de sus patologías al ser humano.

El rorcual común, también conocido como ballena de aleta, es el segundo cetáceo más grande del planeta después de la ballena azul, ya que puede llegar hasta los 27 metros de longitud.

Éste es el segundo gran cetáceo avistado en las últimas fechas cerca de las costas de Gipuzkoa, después de que el pasado 3 de diciembre expertos Ambar, ayudados por un grupo de surfistas, consiguieran devolver al mar, en buen estado de salud, a una cría de delfín listado (Stenella coeruleoalba) que había llegado a la playa de Zarautz.

Se da la circunstancia de que meses atrás, el 22 de octubre, un tiburón de pequeño tamaño -posiblemente una tintorera o tiburón azul- fue avistado en la bahía de la Concha por numerosos paseantes que grabaron en vídeo sus evoluciones por las aguas donostiarras.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate