Diario Vasco

El PSE-EE opta por la abstención en el Pleno de las ordenanzas fiscales

El grupo municipal socialista de Orio se abstuvo en el Pleno del Ayuntamiento para la modificación de las ordenanzas fiscales que regirán lo que los oriotarras tendrán que pagar en impuestos durante el ejercicio 2017.

En un comunicado, la portavoz del PSE-EE en el Ayuntamiento, Ana Priede, ha explicado que «la razón por la que votamos abstención tenía que ver con la incapacidad y falta de trabajo mostrada por el alcalde de la localidad, el jeltzale José Ángel Zaldua, para resolver la problemática actual que tenemos en el municipio como es la gestión de los residuos».

Ha querido recordar que hace un año, cuando se aprobaron las tasas e impuestos del 2016, el cambio más significativo, fue la subida del servicio de basuras y residuos sólidos urbanos que se incrementó en un 8%, lo que ha supuesto un 0,77 euros más por cada vivienda al mes. El Partido Socialista votó a favor de esta subida, pero su voto estuvo condicionado entonces a que durante este ejercicio se convocara la Mesa de Residuos de cara a conocer y debatir sobre cómo resolver el déficit existente en el servicio de la basura, así como detectar una serie de aspectos sobre la prestación del mismo que precisaban de una nueva regulación y de otros que requerían de una formulación más precisa y detallada como abordar futuras políticas de prevención.

Sin embargo, «un año después no se ha abordado una cuestión prioritaria para este municipio y no hay excusas porque durante este ejercicio hemos venido avisando al alcalde, de forma reiterada, sobre la necesidad de afrontar esta materia, sin perder más tiempo».

Asimismo, la portavoz socialista ha criticado la actitud mostrada por Zaldua en la tramitación de las ordenanzas fiscales. A su juicio, «el proceso de negociación ha sido surrealista. El borrador de propuesta, presentado a los grupos políticos, era un documento de uso 'interno'. Se trataba de un informe en el que faltaban datos y eran apuntes estimativos». De la misma manera, explica que «no se pueden elaborar las ordenanzas fiscales con dos reuniones y a dos semanas del Pleno, sin tiempo para trabajar propuestas alternativas y sin negociación, no siguiendo el trámite normal que se da en otros ayuntamientos».

Todos estos motivos son los esgrimidos por el PSE para abstenerse en la votación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate