Diario Vasco

Comida de hermandad de los miembros del Club Arbil

Muchos socios acudieron a la comida de hermandad y disfrutaron de una magnífica compañía en la que hubo tiempo para recordar buenos momentos.
Muchos socios acudieron a la comida de hermandad y disfrutaron de una magnífica compañía en la que hubo tiempo para recordar buenos momentos. / SALEGI
  • La lectura de las cartas a los abuelos emocionaron a muchos de los socios

Los miembros del club Arbil celebraron el domingo una comida de hermandad. Los actos comenzaron desde la mañana con una misa por los fallecidos oficiada por el párroco Patxi Azpitarte en la parroquia de Santa María, a la cual asistieron muchas personas y Azpitarte aprovechó la ocasión para leer una redacción del concurso de cartas a los abuelos que suele organizar el club Arbil, y muchos se emocionaron.

Una vez finalizada la misa, todos se desplazaron a la Sociedad La Lubina, para degustar un pintxo de chorizo y carne cocida, todo ello acompañado de un vaso de caldo, ideal para entrar en calor en la mañana fría que hizo ese día. Un total de 60 personas se dieron cita en la sociedad para degustar el rico hamaiketako preparado por los miembros de La Lubina y a los cuales agradecen desde la junta directiva el trabajo realizado.

Al mediodía, desde la parada de autobuses de Arteondo comenzaron a subir a los comensales al Hostal de Itziar, donde se reunieron 91 personas. Después de comer se sortearon un jamón -que fue para Trini Corral, de Eibar- y veinte lotes. Para finalizar el día, los asistentes pasaron un buen rato bailando y hablando entre ellos. La junta directiva quiere agradecer a los asistentes el buen comportamiento que mantuvieron durante toda la comida.

Excursión a Burgos

El club Arbil no descansa y si el domingo organizo una comida de hermandad, para mañana tiene preparado una excursión a Burgos. Las plazas ya están cubiertas, no se puede inscribir nadie más. Dos autobuses saldrán a las 7.45 desde Itziar y a las 8.00 desde la Alameda (entrada de la playa) de Deba, dirección Burgos. La primera parada está programada para que sea en el Museo de la Evolución Humana (Atapuerca). Una vez visitado el museo, habrá tiempo para realizar compras en el Mercado, donde más de uno aprovechara para comprar un producto típico de la gastronomía burgalesa, la morcilla de Burgos. Antes de ir a comer, los asistentes realizaran un pateo por el centro de la ciudad.

La comida se llevara a cabo a las 14.30 en el Asador San Lorenzo. El menú estará compuesto por la degustación de cinco entrantes De segundo la especialidad de la casa, cordero lechal al horno de leña con lechuga. Para terminar postre, café y chupito.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate