Diario Vasco
Cristina Atorrasagasti.
Cristina Atorrasagasti.

Cristina Atorrasagasti (Delegada de Orio de la Asociación de Donantes de Sangre): «La media está en 50-60 donantes, ha bajado algo en los últimos tiempos»

  • La cita es cada tres meses; la próxima extracción será el 12 de diciembre, como siempre en el ambulatorio

Cristina Atorrasagasti es la delegada en Orio de laAsociación Guipuzcoana de Donantes de Sangre. Lleva nada más y nada menos que 44 años asumiendo el cargo.

-¿Cómo se inició con los donantes de sangre?

-Comencé antes de casarme, a los 22 años. Entonces era novedad, es cuando se puso en marcha la asociación para conseguir sangre para los enfermos. Yo por aquel entonces andaba metida en los viajes a Lourdes, también en la parroquia con las Hijas de María, con la danza... En los inicios éramos un grupo de cuatro personas. De aquellas solo sigo yo. Me ayudan mi marido y también Juan San Sebastián a colocar las mesas.

-El pasado domingo tuvieron la reunión anual.

-Sí, nos juntamos las delegaciones de todo el Bajo Oria, en la sidrería Oianume (Urnieta). De los nueve donantes de Orio que estaban citados para recibir sus insignias y diplomas solamente acudieron cuatro. Juan San Sebastián es el gran donante, con 101 donaciones, seguido de Mª Jesús Azkue con 60 e Iñaki Arrillaga con 52 donaciones.

-En Orio la cita es cada tres meses, ¿verdad?

-Así es, son cuatro citas al año. La próxima será el 12 de diciembre.

-¿Cuánta gente acude de media al ambulatorio de Orio?

-La media está entre 50-60 personas. Ha bajado algo. Ten en cuenta que hoy en día las extracciones se hacen en empresas, en la universidad... Tenemos una gente fija, pero la gente joven no tiene tanta regularidad. Otro dato, siempre acuden más mujeres que hombres.

-Y, ¿cuánta sangre se dona en cada ocasión?

-Cada vez 400 centilitros. Los hombres donan cuatro veces al año y las mujeres en 3 ocasiones, para evitar anemias. Una vez extraída la sangre, ofrecemos unos pequeños bocadillos para recuperar fuerzas.

-Hoy en día ¿hace falta sangre?

-En los hospitales para operaciones siempre hace falta sangre: suelen surgir emergencias y hay que tener reservas.

-¿Usted continúa con ánimo para seguir como delegada?

-Sí, mientras pueda, voy a seguir. Aquí no hay dinero y es difícil conseguir gente para colaborar. Cuando me retire ya me ha dicho mi hija que cogerá ella el relevo en la agrupación local.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate