Diario Vasco

Detenidos dos acusados de robar en dos caseríos de Aia y Usurbil

  • Se trata de dos hombres, de 60 y 38 años, que habían escalado por la fachada y habían forzado una ventana y un balcón, respectivamente, para acceder al interior de las viviendas

Dos hombres, de 60 y 38 años, han sido detenidos por agentes de la Ertzaintza, acusados de ser los autores de sendos robos con fuerza perpetrados en otros tantos caseríos de las localidades guipuzcoanas de Aia y Usurbil, ha informado hoy el departamento vasco de Seguridad.

Según esta fuente, los arrestos tuvieron lugar ayer cuando, sobre las 12.00 horas, una patrulla que realizaba funciones de protección ciudadana por la zona de Orio observó a un individuo que vestía una cazadora de invierno con la capucha puesta sobre la cabeza, mientras se dirigía hacia la playa Txurruka, con una tableta informática y un guante en una mano.

Los agentes identificaron al sospechoso, quien alegó que estaba acampando en las cercanías en compañía de su padre, que fue localizado poco después, a unos doscientos metros, bajo un puente.

Este segundo hombre explicó a los ertzainas que se encontraba en la zona con intención de pescar, si bien, al igual que el primer individuo, no aportó una explicación coherente sobre el origen de la tableta en la que, al ser activada, aparecía la identidad de una mujer.

Los policías registraron entonces el vehículo de los sospechosos, estacionado en el mismo lugar, en cuyo interior localizaron seis relojes, varias joyas de oro, dinero, un teléfono móvil y diversas herramientas.

Posteriormente, los agentes inspeccionaron las inmediaciones y descubrieron más alhajas, dos teléfonos móviles y unas gafas en un camino próximo.

Asimismo, ocultos bajo una piedra, fueron encontrados unos 700 euros en billetes de diferente cuantía y dos cadenas con dos colgantes y un anillo.

Tras estos hallazgos, la Ertzaintza abrió una investigación con la que pudo determinar que parte del material decomisado a los dos hombres había sido sustraído esa misma mañana en dos caseríos situados en Aia y Usurbil.

En ambos casos, los asaltantes habían escalado por la fachada y habían forzado una ventana y un balcón, respectivamente, para acceder al interior de las viviendas.

Los artículos robados ya han sido entregados a sus legítimos propietarios, que los reconocieron como propios tras la sustracción ocurrida en sus domicilios.

La Policía Vasca mantienen abiertas las indagaciones para tratar de esclarecer el origen del resto de las piezas incautadas, ante la posibilidad de que pudieran estar relacionadas con otros robos.

Esta misma mañana ambos arrestados, que cuentan con antecedentes policiales principalmente por hechos contra la propiedad, han sido puestos a disposición de la correspondiente autoridad judicial.