Urko Semperena se hace con el subcampeonato de Euskadi

Urko Semperena, en el podio gracias a su segundo puesto en un campeonato en el que brilló en todo momento.
Urko Semperena, en el podio gracias a su segundo puesto en un campeonato en el que brilló en todo momento.

El de Astigarraga completó una excelente carrera, siendo protagonista en todo momento para conseguir la medalla

JUAN F. MANJARRÉS ASTIGARRAGA.

El sábado por la mañana, se disputaba en Amaroz el Campeonato de Euskadi para la categoría de cadetes, con la presencia en línea de salida de 172 corredores, con Jaime Romero como único representante local, por los compromisos académicos de Telmo Semperena, que no podía estar presente.

Un día duro, con una incesante lluvia que no dio descanso a los corredores, y los altos de Orendain y Altzo, que fueron decisivos. Era en el primero de ellos donde se decidía la carrera con los duros ataques que se produjeron. El navarro Igor Arrieta se proclamaba campeón, con 14 segundos sobre el vizcaíno Mikel Agirrebeitia y 44 sobre el primer guipuzcoano, Julen Dorronsoro.

Jaime Romero y sus compañeros del equipo Construcciones Víctor -Álvaro-Silam, Álex Fernández y Hegoi Urretabizcaya- formaban parte de los 88 corredores que lograban llegar a meta, aunque desperdigados en pequeños grupos.

Por la tarde se disputaba en Ezkio Itxaso la prueba XVI Santa Lutzia Saria, para corredores júnior, con 87 corredores en línea de salida y entre ellos Tomas Otermin y Urko Semperena, que lograban junto a sus compañeros de equipo ganar la clasificación por equipos.

Tras numerosos ataques fallidos, que se realizaban en los primeros 25 kilómetros, Urko Semperena veía cómo se formaba una escapada de cuatro corredores en la parte final de la subida a Atagoiti en la que entraba su compañero Jokin Sarasola, por lo que, confiando en el buen hacer de su compañero y siguiendo las instrucciones de su director, levantaba el pié y realizaba un cómodo trabajo, controlando al primer grupo perseguidor, pensando en el Campeonato de Euskadi que se iba a celebrar al día siguiente en la localidad alavesa de Gopegi.

El ritmo de Jokin Sarasola en la subida a Gabiria descolgaba a Imanol Álvarez y antes de la subida final a Igartubeiti cedía Xabier Mikel Azparren, por lo que todo quedaba en un mano a mano entre Unai Iribar y Jokin Sarasola, quien trataba de sorprender a falta de 300 metros lanzando otro ataque, pero no podía con la punta de velocidad de Unai, que le ganaba al esprint. Urko entraba quinto en la meta, ganando el esprint de su grupo, que lllegaba 42 segundos más tarde.

Al día siguiente, en el Campeonato de Euskadi, era Urko quien se convertía en el gran protagonista reventando la carrera.

Eran 109 kilómetros y 163 corredores participantes. En el kilómetro 16, Urko sorprendía marchándose en solitario y echando por tierra los planes y estrategias de todos los favoritos.

Rápidamente lograba una ventaja de 1 minuto al pelotón, en cuya cabeza los corredores se revolvían inquietos. Mientras algunos líderes, que no daban un duro por una escapada tan temprana, se iban controlando entre ellos, dejando toda la iniciativa a Oier Lazkano, máximo favorito tras su absoluto dominio en la reciente Vuelta a Gipuzkoa, los menos confiados trataban de salir en su persecución, pero los compañeros de Urko realizaban un gran trabajo anulando los intentos de escapada.

Finalmente un grupo de unos 15 corredores abría hueco e iba a por él, aunque entre ellos se metía el compañero de Urko Manex Alkorta, que hacía de lastre colocado a rueda del grupo y sería de gran ayuda para Urko más adelante.

Mientras, por detrás, se producía un parón en el pelotón principal, que no se ponía de acuerdo para realizar la persecución, el grupo delantero alcanzaba a Urko cuando llevaba unos 40 kilómetros escapado.

A diferencia del pelotón, el grupo se entendía perfectamente y llevaba un ritmo mantenido, lo que permitía a Urko ingresar en él y recuperarse del esfuerzo realizado, mientras iban aumentando las diferencias con el pelotón hasta los 6 minutos.

En el kilómetro 76, en la subida a la localidad de Manurga, era Joseba López del equipo Toyota Armentia el que lo intentaba con fuerza, dejando atrás al resto de escapados.

Alcanzaba una diferencia máxima de un minuto y al ser un corredor muy fuerte, a pesar de que los escapados se entendían para su persecución y recortaban la diferencia, lograba llegar a meta con 20 segundos de ventaja ganando la prueba y proclamándose Campeón de Euskadi.

Urko todavía tenía fuerzas para encabezar al grupo perseguidor, en un ajustado esprint con el corredor del Ampo Xabier Berasategi y se hacía con un gran segundo puesto, siendo cuarto su compañero Manex Alkorta.

A continuación iban llegando un reguero de corredores que habían saltado del pelotón al ver que éste se había dado por derrotado, circulaba sin control y llegaría a meta 13 minutos y 43 segundos más tarde.

Fotos

Vídeos