Urko Semperena fue segundo en Ibarra

Los dos hermanos Semperena con el trofeo conseguido en Ibarra. /
Los dos hermanos Semperena con el trofeo conseguido en Ibarra.

Por primera vez corrieron los dos hermanos juntos, completando una muy buena carrera con premio final para el mayor

JUAN F. MANJARRÉS ASTIGARRAGA.

Los ciclistas de categoría juvenil disputaron el pasado fin de semana dos pruebas, el sábado la XXXVI Beasain Saria y el domingo la XXXVI San Bartolomé Saria de Ibarra.

La prueba del sábado, también llamada Klasika Gipuzkoa Premundial, la más importante del calendario júnior a nivel nacional, fueron 113 km de recorrido con 187 corredores de 38 equipos en la salida, los mejores equipos españoles, además del Aviron francés y la selección argelina. La carrera se rompió en los primeros 10 km, cuando se formaba una escapada de 14 corredores que rápidamente tomaba más de un minuto de ventaja al pelotón, y donde lograba entrar el donostiarra Aitor Larrañaga, compañero del astigartarra Urko Semperena en el equipo Construcciones Víctor Álvaro del Club Donosti Berri.

Los equipos con corredores en la escapada controlaban cómodamente la cabeza del pelotón, mientras que los que no habían metido ninguno dejaban hacer a los escapados, lo que provocó que a pesar de ir perdiendo unidades aumentara la ventaja de los escapados hasta superar los 5 minutos antes de la primera subida al puerto de Olaberria. Tras superar este puerto se mantuvo la situación, el pelotón parecía dormido y los escapados comenzaron a subir el puerto de Mandubia, que estaba situado a solo 15 km para meta, con 9 corredores y casi 7 minutos de ventaja. Aquí el cansancio hacía mella entre los integrantes de la fuga y finalmente quedaban solo tres corredores en cabeza.

El pelotón comenzaba a reaccionar aumentando el ritmo, pero Urko calculó que ya no merecía la pena el esfuerzo, que no los pillarían y que era mejor guardar fuerzas para el día siguiente, por lo que levantó el pie limitándose a llegar a meta tranquilamente.

Tras bajar Mandubia, quedaba una última subida a Olaberria, y el actual campeón de Cantabria, Álvaro García, corredor del equipo Isidoro San Justo, atacó a sus compañeros de fuga en la primera rampa dejándolos atrás.

Llegaría solo a meta con 54 segundos de ventaja sobre Alfonso Pla del Castillo, de Onda-Zafiro e Ibon Alday, del Lancar Lubricantes, haciéndose con un prestigioso triunfo.

Por detrás entraban los fugados, que se habían ido quedando por el camino, y posteriormente el primer pelotón, que llegaría a más de 5 minutos del ganador. Urko llegaría a ceder otros dos minutos en la línea de meta, entrando en el puesto 57 de los 136 que lograron clasificarse.

Al día siguiente, en Ibarra, segunda carrera del fin de semana, otros 78 km de recorrido y los altos de Altzo y Leaburu en los últimos 15. Saldrían 73 corredores llegando a meta 66.

En esta carrera se permite correr a corredores de categoría cadete que pasan a júnior el año que viene, para que se hagan una idea de lo que les espera con mayores distancias y dureza en el recorrido, por lo que por primera vez los dos hermanos Semperena tuvieron la oportunidad de correr juntos y, además, ser protagonistas.

La carrera comenzó con un accidente entre dos vehículos de apoyo, lo que obligó a neutralizar la misma durante más de 40 minutos en Lizartza, dándose una nueva salida en esa localidad.

Poco después, camino de Amezketa, se iniciaban las hostilidades dividiendo el pelotón en pequeños grupos, hasta que camino de Ordizia, se formaba la escapada definitiva, con una docena de corredores en la que entraban los dos hermanos de astigarraga.

Colaboraban a la perfección todos y lograban una renta de minuto y medio antes de llegar a Zaldibia. Lograrían mantener la ventaja hasta el inicio del primer puerto.

En las primeras rampas de Altzo, y cuando faltaban 13 km a meta, Telmo Semperena, muy cansado pero satisfecho tras el gran trabajo realizado tirando generosamente del grupo, se apartaba limitándose a llegar a meta y acabar la carrera.

Imanol Álvarez, del equipo Ciclos Iturriaga, un buen escalador, lanzaba su primer ataque imponiendo un fuerte ritmo, pero aunque iba reduciendo el grupo de escapados, no lograba descolgar a todos. Tras bajar Altzo, iniciaban la dura subida a Leaburu, donde, Álvarez volvía a imponer un fortísimo ritmo, logrando descolgar a todos en los metros finales de la subida, sacando unos pocos segundos de ventaja que fueron suficientes. Tras bajar a Ibarra, mantendría la ventaja en la subida final a meta, que estaba situada en la Ikastola Uzturpe, proclamándose ganador de la carrera.

El astigartarra Urko Semperena llegaba 12 segundos más tarde y ganaba al esprint a Iñaki Murua, del equipo Limousin, haciéndose con la segunda plaza. Por detrás un reguero de corredores irían entrando en pequeños grupos.

Este próximo fin de semana finaliza la temporada de carretera para corredores junior en Gipuzkoa con la disputa del criterium de otoño, consistente en tres etapas a realizar en dos días.

Mañana sábado a las 10.00 de la mañana en Oñati, primera etapa sobre 81 kms y tres puertos de montaña a mitad de recorrido.

El domingo en Liernia a partir de las 9.30, segunda etapa. 55 km y 5 puertos puntuables un recorrido corto pero muy duro. Tras un descanso de 45 minutos, los 15 corredores mejor clasificados en la general de las dos primeras etapas, se disputarán la victoria final con una cronoescalada de Segura a Liernia.

Fotos

Vídeos