La presión fiscal bajará para los hogares que reciclen correctamente

El Pleno dio el visto bueno a las ordenanzas fiscales que marcarán los pagos a realizar el año próximo

JUAN F. MANJARRÉS URNIETA.

En la última sesión extraordinaria del Pleno se han aprobado las ordenanzas fiscales del próximo año. Habrá varios cambios, pero hay que subrayar que la presión fiscal será «menor para la ciudadanía», afirman desde el grupo de gobierno. De hecho, en el año 2017 una familia media pagaba 625 euros, y en 2018 pagará 623 euros, en caso de reciclar bien. Por tanto, «con las nuevas ordenanzas fiscales los urnietarras no notarán cambios en su bolsillo» ha aclarado Maribel Vaquero, la portavoz del PNV.

La votación se realizó dividida en 8 bloques y la sintonía entre el PNV y EH Bildu fue casi total. Mientras que los jeltzales votaron a favor todos, Bildu tan solo se abstuvo en el bloque de servicio de recogida y eliminación de basuras, en las demás votó a favor. El PSE por su parte, emitió un voto contrario en cuatro bloques.

A pesar de que habrá cambios, los servicios más utilizados por las familias y los derivados de los servicios sociales se mantendrán igual. Así pues, tan solo habrá subidas en las que menos se usan, del 1,8 % exactamente. «Sin embargo, como se ha mencionado, disminuye la presión fiscal», remarcan.

Maribel Vaquero fue quien dio las explicaciones. En el impuesto de los vehículos de tracción mecánica, por ejemplo, habrá una subida del 1,8 y el coeficiente de la actividad económica pasará del 2 al 2,1. Ese coeficiente «lo sacamos calculando las medias de Buruntzaldea y todavía esta por debajo» ha apuntado Vaquero. Asimismo, añade que «ese impuesto lo tributan las empresas que facturan más de 2 millones de euros al año, por lo que no afectará a las pequeñas y medianas empresas».

Por lo que respecta a la ordenanza reguladora de tasas por prestaciones de servicios públicos y realización de actividades, no hay subidas en el servicio de abastecimiento de agua, servicio de alcantarillado, en los pisos tutelados, en el servicio 'etxez etxe' y en los temporales. Es decir, tanto en el agua como en los servicios que se dan desde servicios sociales no habrá subidas. Sin embargo, hay una subida del 1,8 por parar vehículos, quitarlos de la vía pública y cuidarlos después, los permisos y demás documentos, documentos realizados a petición del grupo y por los dados bajo el servicio de los trabajadores.

En las tasas por la utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público municipal hay una subida del 1,8. No se mueven en cambio, el coeficiente que tienen las empresas por explotar el servicio de abastecimiento y la de las huertas ecológicas.

En el caso de los precios públicos, la explotación y el aprovechamiento del Gazteleku, Lekio, Sarobe y Ludoteca se mantiene igual. La escuela de música sube un 2%. Eso sí, hay que tener en cuenta que dentro de la subida se incluyen los libros, con lo cual, «las familias pagarán lo mismo o menos en total». Asimismo, los abonos y las entradas a las instalaciones deportivas suben un 1,9, siguiendo las tarifas aprobadas en Buruntzaldea. Los cursos por su parte, o se mantienen o bajan.

Además de las ordenanzas fiscales, se han aprobado otros 4 puntos del orden del día. Por un lado, el expediente del contrato de arrendamiento para hacer aparcamientos públicos en Txoritagain. Por otro, las tarifas del Servicio de Autotaxi para el año 2018, con una subida del 1,6. Asimismo, la aprobación inicial de la Ordenanza del Servicio Municipal de Atención Diurna para Personas Mayores. También ponerle el nombre de 'Arkabe' a la zona que va desde la rotonda de la plaza Etxeberri hasta la curva donde comienza la calle San Juan. Por último, se dio cuenta del escrito remitido por los portavoces de los grupos políticos para la composición de la Comisión Especial de Memoria y Convivencia. Las representantes del PNV serán Marivel Vaquero y Maripi Sarasola. Y los de EH Bildu Mikel Izagirre e Ixiar Martiarena.

Más

Fotos

Vídeos