Ordenanza de distinciones honoríficas

Al estar anticuada la ordenanza de las distinciones honoríficas, el Ayuntamiento inició su renovación en noviembre. EH Bildu ha presentado 11 enmiendas, sobre todo para garantizar la participación ciudadana en estas distinciones.

EH Bildu ha propuesto que en las distinciones honoríficas deba constar el respaldo de la ciudadanía. Cree que no es lógico que las 13 personas que componen el Pleno decidan exclusivamente sobre las distinciones honoríficas. Por ello, el grupo de la oposición ha propuesto que las iniciativas de distinciones iniciadas por el Pleno Municipal tengan que certificar el respaldo por lo menos del 10% de la población.

Por otro lado, EH Bildu también propone regularizar la posibilidad de que la iniciativa se inicie por la ciudadanía. Por ejemplo, plantea que si el 20% de la ciudadanía apoya una distinción honorífica a alguna persona, el Pleno municipal deba aprobarlo.

Por último, EH Bildu ha propuesto crear un reconocimiento anual para las personas que en diferentes áreas (deportes, cultura, euskera, literatura...) hayan destacado durante el año. «Sería una manera de reconocer la labor de vecinos anónimos y dar divulgación al trabajo que desarrollan», afirman. Para ello, propone que cada año se abra un plazo para que la ciudadanía proponga sus candidatos y en el caso de que los haya, que los premiados sean elegidos en votación popular.

Con toda esta batería de alegaciones, EH Bildu ahonda «en su apuesta a favor de la participación ciudadana, base necesaria de todo qué hacer municipal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos