El Pleno aprobó la creación de apartamentos tutelados para mayores

Asistencia. Mucho público asistió a la sesión ordinaria celebrada el pasado martes al atardecer. /  TXEMA
Asistencia. Mucho público asistió a la sesión ordinaria celebrada el pasado martes al atardecer. / TXEMA

También aprobó el nuevo marco regulador de condiciones de trabajo del personal y mostró su apoyo al pueblo saharaui, entre otros puntos

TXEMA VALLÉS LASARTE-ORIA.

El Pleno municipal, presidido por el alcalde, Jesús Zaballos celebró este martes, al atardecer, una nueva sesión ordinaria en una sala llena, con presencia de una representación de trabajadoras de la Residencia Atsobakar y de profesores de Landaberri ikastola, principalmente. En ella, a la que asistió la totalidad de la corporación y duró 2 horas y cuarto, se aprobaron el marco regulador de las condiciones de trabajo del personal del Ayuntamiento, la moción de ADLOP relativa a la creación de apartamentos tutelados para mayores, y la moción presentada -previa conformidad de los portavoces municipales- por parte de 'Euskal Herriko Lagunak Mendebaldeko Saharakoekin Bat'. La moción presentada por EH Bildu en contra de las prácticas de censura en la localidad fue rechazada.

También fueron incluidas en el orden del día, previa aprobación para tratarlas por parte de la mayoría de los ediles asistentes, de una moción de ADLOP, con enmienda transaccional del PSE-EE, sobre la necesidad de garantizar el futuro de las pensiones, y de otra, presentada por el PP, para apoyar y defender la prisión permanente revisable. La primera fue aprobada y la del PP fue rechazada.

La sesión se inició tras la aprobación definitiva de las actas de dos sesiones celebradas en octubre pasado, de dos puntos, que quedaron sobre la mesa para abordarlos con más profundidad en otra ocasión. Ambos sobre la aprobación de la prórroga por un año de la vigencia del plan 'Euskaren Bidegorria 2013-2017' y del plan de 'Acción de promoción del euskera en la localidad 2014-2017'.

Por unanimidad fueron aprobadas las mociones sobre la creación de apartamentos tutelados para mayores y la de apoyo al pueblo saharaui.

Viviendas tuteladas

La primera fue leída por el portavoz de ADLOP, Arkaitz Naya, que entre otras cosas decía que «uno de los ejes prioritarios de la atención a las personas mayores es el de responder a sus necesidades de alojamiento. En ese sentido, la red de plazas residenciales tradicionales ha experimentado un desarrollo importante a lo largo de la última década; sin embargo, de forma paralela, y como respuesta a las nuevas necesidades de este colectivo, en Gipuzkoa han surgido diversas alternativas de alojamiento para personas mayores con necesidades sociales, pero con niveles de autonomía personal importantes».

Según lo expuesto, el Pleno aprobó dicha moción con el cambio consensuado con el PSE-EE en relación al punto 5 que dice: «en caso de que tras el estudio en comisión se viera necesario contratar externamente un informe, se realizará una modificación presupuestaria para poder hacerlo». El resto queda igual: 1.- Hacer una reflexión general sobre la política social de vivienda y tomar la iniciativa para el desarrollo de este recurso de alojamiento para mayores que son los apartamentos tutelados, para hacer frente a las necesidades actuales y futuras de nuestra ciudadanía. 2.- Para ello, el Gobierno municipal estudiará la manera de llevar a cabo este proyecto; bien destinando viviendas que ya posee para este fin, destinar una parte de nuevas promociones de VPO a este objetivo, o bien puede construir o rehabilitar un edificio para este uso. 3.- Los apartamentos tutelados dependerán de los servicios sociales, y se estudiará la fórmula genérica de los mismos; pudiendo ser apartamentos para mayores con derecho de habitación (las viviendas son adquiridas por los usuarios y su valor es devuelto cuando se abandonan) y/o mediante alquiler. 4.- Para que los apartamentos tutelados constituyan un recurso adecuado a las necesidades de las personas usuarias, será necesario que tengan características de auténtico equipamiento social y, por ello, que el número de apartamentos sea lo suficientemente grande para favorecer las relaciones sociales entre mayores, manteniendo suficiente grado de autonomía y privacidad.

Dentro del apartado de ruegos y preguntas, destacamos la intervención de la portavoz de las trabajadoras de la Residencia Atsobakar y el de profesores de Landabarri ikastola, que expusieron su malestar sobre la «mala situación laboral» de las primeras, y la denuncia por «la retirada de la pancarta de denuncia por la incineradora».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos