Palmas y bailes en la fiesta folclórica de Atsobakar

Romería. Los romeros dedicaron varios bailes a la Virgen del Rocío. / TXEMA
Romería. Los romeros dedicaron varios bailes a la Virgen del Rocío. / TXEMA

Semblante Andaluz clausuró su XXV Romería del Rocío con una fiesta que reunió a centenares de romeros

TXEMA VALLÉS LASARTE-ORIA.

Con gran ambiente festivo y bajo palmas y bailes la Casa de Andalucía Semblante Andaluz, en colaboración con la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento y la Hermandad Nuestra Señora del Rocío, clausuró ayer en las campas del parque de Atsobakar la XXV Romería del Rocío. Aprovechando el buen tiempo que hizo durante gran parte de la jornada, aunque al atardecer volvieron las amenazantes tormentas, la fiesta reunió a numerosos romeros de la localidad y de otras localidades invitadas como Irun, Errenteria, Andoain y Arrasate, principalmente.

Por la mañana y en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Aran-tzazu (Zumaburu) tuvo lugar la tradicional misa rociera celebrada por el párroco Juan Luis Murua. Con el templo repleto de romeros y feligreses, se celebró el acto religioso con actuación del coro Semblante Rociero dirigido por José Pérez Acosta y Juan Navarro, y los grupo de baile Duende y Gitanillas del Alba, dirigidas por Alazne González y Sara Prieto. A la salida, y en la propia plaza de la iglesia, los diferentes grupos dedicaron a la Virgen diferentes bailes. Tuvieron que esperar más tiempo de lo habitual, por falta de efectivos de la Policía municipal que dirigieran el tráfico hasta Atsobakar, ya que estos se encontraban atendiendo las necesidades de la iniciativa Gure Esku Dago en Txiki Erdi.

Subsanado el problema, la comitiva de romeros transportó a la Virgen del Rocío hasta el parque de Atsobakar, donde prosiguieron la fiesta. De nuevo, junto a la numerosa procesión de romeros, participaron un grupo de jinetes de la Hípica Loreak de Altza y carros de amigos de Semblante de Azpeitia. Durante el trayecto mostraron su devoción a la Virgen, con diversas actuaciones del coro local, sobre todo en una actuación especial ante la parroquia de San Pedro.

Ya en el parque de Atsobakar siguió la romería y el vino de honor ofrecido por el presidente del centro andaluz, José Mari Mellado, a autoridades e invitados. Acudieron ediles de casi todas las formaciones del Ayuntamiento encabezadas por el alcalde Jesús Zaballos.

Tras reponer fuerzas con la degustación de una paellada, la fiesta prosiguió con la actuación de grupos locales e invitados de baile. Los primeros en subir al 'tablao' fueron los componentes del grupo de la Academia Ainara Dantza Eskola, con Soraya, a la cabeza. Tras su actuación dieron paso a los diferentes grupos invitados como Aljarafe y Concha Rociera de Errenteria, Triana de Andoain y concluyeron los grupos locales Azabache y Zambra de Semblante Andaluz.

Destacar la actuación de 'viejas glorias' de Semblante Andaluz, que volvieron por sus fueros. A ritmo de palmas, muchos de los asistentes acompañaron y se animaron con el baile popular para despedir a la Virgen del Rocío, cantando la Salve rociera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos