Casi 23 millones para el presupuesto de este año, que se aprobó en el Pleno

Votación. Momento de la votación en la que los ediles socialistas aprobaron los presupuestos. /  TXEMA
Votación. Momento de la votación en la que los ediles socialistas aprobaron los presupuestos. / TXEMA

Bastaron los siete votos del PSE-EE, ya que sólo votó en contra EH Bildu y el resto se abstuvo

TXEMA VALLÉS LASARTE-ORIA.

El Pleno municipal, en sesión ordinaria celebrada este martes al atardecer y presidida por el alcalde, Jesús Zaballos (PSE-EE), aprobó el presupuesto general de 2018 y que asciende a casi 23 millones de euros (22.874.708, 75). Este acuerdo fue posible gracias a los votos favorables de los ediles socialistas (7), ya que sólo votaron en contra EH Bildu (4), absteniéndose ADLOP (3), PNV (2) y PP (1), que fueron los tres partidos que negociaron los mismos con el Equipo de Gobierno.

La sesión, que contó con la presencia de la totalidad de la corporación, y que duró 2 horas y 35 minutos, tuvo un amplio orden del día, que se inició con la dación de cuenta por parte del alcalde del expediente de modificación de créditos del presupuesto 2017, liquidación del ejercicio 2017, reparos emitidos por el interventor sobre el tercer trimestre del 2016 y todo el 2017 y del expediente de modificación de créditos para el presupuesto del 2018.

Acto seguido, se abordó la propuesta de aprobación del expediente de modificación de créditos adicionales para el 2018. Dicha propuesta fue aprobada gracias a los 13 votos favorables (PSE-EE -7-, ADLOP -3-, PNV -2-, y PP -1-), mientras que EH Bildu (4) se abstuvo.

El punto que más debate suscitó y que más tiempo necesitó de la sesión fue el correspondiente al proyecto del presupuesto general para el 2018. Primeramente el portavoz de EH Bildu, Pablo Barrio, expuso una enmienda total a dicho presupuesto, apuntando que «se repiten las mismas carencias que el pasado ejercicio básicamente porque no responde a ningún plan estratégico, un ejemplo de ello es la apuesta por el área de Atsobakar; ya que en la misma bloquee poder dar respuesta a la necesidad más imperiosa que es el Polideportivo y condiciona el desarrollo de cuentas municipales; esta inversión, por sus características, exigiría una consulta a los ciudadanos; no es admisible pretender financiar dicha operación con la venta y privatización de viviendas municipales; es un presupuesto conservador, visto el bajo endeudamiento municipal habría que analizar otras opciones y la falta de participación ciudadana es una de las características de este presupuesto».

Peticiones del vecindario

Zaballos le replicó «estamos dando pasos en beneficio del pueblo y con lo que expone, se contradice con diversos asuntos. La mayoría de los temas enfocados en estos presupuestos vienen de peticiones del proceso participativo del vecindario, que también -por supuesto- formaban parte del programa electoral de todos los partidos que componen el Ayuntamiento, y no sólo del PSE-EE».

Dicha enmienda de EH Bildu fue rechazada ya que sólo votaron a favor los ediles (4) del este partido.

El balance total de las enmiendas abordadas en estos presupuestos han sido de 29 enmiendas particulares (6 PSE-EE, 13 EH Bildu, 7 PNV y 1 conjunta). De éstas, las presentadas en la sesión plenaria (9 EH Bildu y 1 PNV) fueron rechazadas, de igual manera que una conjunta presentada EH Bildu, ADLOP y PNV sobre gastos de personal. El PNV y EH Bildu retiraron dos enmiendas cada uno en la propia sesión.

En la propia Comisión de Economía, Hacienda, Patrimonio y especial de cuentas fueron aprobadas 6 enmiendas del PSE-EE, 4 del PNV, 3 de EH Bildu y 2 de técnicos.

En cuanto al estado de ingresos de los presupuestos la partida de transferencias corrientes se lleva la palma con 12.908.588 euros, seguido de tasas y otros ingresos (4.068.574), impuestos directos (3.966.356), inversiones reales (682.832), impuestos indirectos (638.636), transferencias de capital (364.996) e ingresos patrimoniales (244.713), como los más significativos.

En el apartado de gastos, la compra de bienes corrientes es la de mayor importe (9.386.417), seguido de gasto de personas (7.225.520), inversiones reales (2.788.288), transferencias corrientes (2.545.159), total crédito global (385.567), compra de bienes corrientes (342.463) y transferencias de capital (200.000), como las más significativas.

Según expuso el alcalde «estos presupuestos conllevan grandes inversiones sin endeudamientos, porque entendemos que están realizados con cabeza y con responsabilidad. También decir, y es de agradecer, que han sido posibles gracias a la colaboración de grupos de la oposición como ADLOP, PNV y PP. Pese a que EH Bildu no quiso apoyarlo, hemos incluido alguna propuesta suya, por lo que lo considero bastante participativo».

En el resto de la sesión, también se aprobó gracias a los 11 votos de PSE-EE (7), ADLOP (3) y PP (1), ante las seis abstenciones de EH Bildu (4) y PNV (2) la derogación del reglamento sobre el régimen de alquiler de las viviendas sociales de titularidad del Ayuntamiento.

También salió adelante la declaración institucional presentada por EH Bildu en relación a las detenciones en Cataluña (sólo votaron en contra los ediles socialistas y el del PP).

Por unanimidad fueron aprobadas las mociones presentadas por ADLOP sobre 'El ahorro y eficacia energética' y 'La red de municipios Euskadi Lagunkoia'.

Y finalmente fue rechazada la moción del Comité de Trabajadores sobre 'Prorroga al plazo de jubilación del secretario'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos