La fiesta donostiarra se vivió ayer con intensidad en los centros escolares

Alumnos de Zumaburu actuaron en la sede del antiguo Euskaltegi.
/
Alumnos de Zumaburu actuaron en la sede del antiguo Euskaltegi.

Los alumnos de Sasoeta-Zumaburu y Landaberri actuaron en la tradicional Tamborrada estudiantil

TXEMA VALLÉS LASARTE-ORIA.

La localidad vivió ayer una intensa jornada de vísperas de gran fiesta donostiarra, y pese a la amenaza de la lluvia la gente no desaprovechó la ocasión para presenciar las diferentes actuaciones de sus hijos y nietos programadas en los diferentes centros escolares.

Por la tarde, multitud de alumnos ataviados con los trajes típicos -principalmente de cocineros-, ofrecieron un bonito espectáculo con sus tradicionales tamborradas escolares.

Los más madrugadores fueron los txikis de Sasoeta-Zumaburu que, bajo la dirección de sus profesores, actuaron en dos turnos en el hall del antiguo Euskaltegi de Zumaburu, donde llevan reubicados los dos últimos cursos. El testigo lo pasaron a sus compañeros mayores que tocaron las típicas obras de Sarriegi en el gimnasio de Sasoeta ikastetxea.

Este grupo mucho más numeroso -unos 300 alumnos- fue dirigido por un grupo de alumnos que, también aquí, contó con el apoyo del propio Pello Sánchez. Al mismo tiempo, los de Garaikoetxea-Landaberri ikastola hicieron lo propio en su patio del centro. De nuevo, pese a que se encuentra jubilada, fue la andereño María Dolores Iturbe quien dirigió la comitiva.

Finalmente, los de Landaberri ikastola ofrecieron su tamborrada en el anfiteatro del recinto del Hipódromo que atrajo a gran número de público al recinto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos