Despedida de los Sanpedros, a refugio

Gaztetxoen Danborrada, con la Txaranga del Oria, ofreció un bonito espectáculo de tamborrada en el frontón de Lodi Barren.
Gaztetxoen Danborrada, con la Txaranga del Oria, ofreció un bonito espectáculo de tamborrada en el frontón de Lodi Barren. / FOTOS TXEMA

Gaztetxoen Danborrada libró su actuación con un bonito espectáculo en el frontón de Loidi Barren

TXEMA VALLÉSLASARTE-ORIA.

Las fiestas patronales de San Pedro cantaron ayer su particular 'pobre de mi' y lo hizo en parte a cubierto, ya que la lluvia fue la protagonista de la jornada de clausura. Pese a todo, los valientes protagonistas no deslucieron la fiesta e intentaron dar su granito de arena para que la misma brillara. Y es que la inestabilidad atmosférica se adueñó, en esta ocasión, de los Sanpedros.

Ya la noche de la gaupasa, vino avisando que el remate final de fiestas iba a ser duro. Pese a todo, con la Okendo plaza abarrotada, el grupo Ze Esatek desafió con sus canciones el desánimo que provocaba la lluvia, actuación interrumpida por una protesta de las feministas que exigían un mayor respeto hacia la mujer. La noche fue larga, y el grupo de batucada local Dinbi Banda se encargó de animar las calles y dio paso a Los del Gas en Okendo. Los más animados siguieron la fiesta gracias a los djs locales Paulo Solo y Furonia, antes de que la txaranga Gautxori avisara que ya llegaba el nuevo día, y anunciaba que había que reponer fuerzas con la chocolatada que se ofreció en Elizatxe, para acto seguido, acudir al patio de Sasoeta ikastetxea, para disfrutar con las vaquillas.

Gaztetxoen Danborrada

Como estaba previsto por la organización, ATLO conjuntamente con el Ayuntamiento, el acto central de la jornada de despedida, la celebración de la tamborrada infantil Gaztetxoen Danborrada, fue trasladado a una actuación única al frontón de Loidi Barren. En dicho recinto deportivo, Los más de 200 componentes de esta tamborrada dirigida por Felix Telleria y su equipo, deleitó a los numerosos vecinos -muchos de ellos vecinos de los protagonistas-, con una bonita actuación que se alargó bien pasado el mediodía. Bajo los acordes de la txaranga del Oria, dirigida por Antxon Aizpurua, ofrecieron, como siempre, un bonito espectáculo.

El concurso de bacalao se ha convertido en un tradicional acto dentro de la Sorgin Jaiak. En su séptima edición celebrada durante toda la mañana de ayer en Okendo plaza, 25 entusiastas cocineros -muchos de ellos representando a sociedad gastronómica-, dieron rienda suelta a sus habilidades culinarias para presentar ante el jurado (los expertos maestros de cocina locales Ainhoa Ormazabal, Txemi Zulaika, Lordi Etxaondo y Jon González) su mejor versión del 'bacalao al pil pil'.

La decisión no fue fácil, el nivel presentado por los concursantes fue bastante bueno, y al final la victoria fue para Ángel Rubio y Tomás González (Soc. Buruntz-Azpi) que se llevaron las txapelas de las Sorgin Jaiak, bacalao de Usapal de Martxel Fernández (todo el bacalao fue donado por dicha empresa lasarteoriatarra), y cenas en el restaurante Martin Berasategi. Segundo fueron Joxemi Arzallus e Imanol Guerra, y el podium lo completaron Natalia Nogales y Maite Tokero (Sociedad Arrieskalleta).

El resto de la jornada lo completaron el campeonato de Bolos y Toka de Ostadar, celebrado en Michelin,

el parque infantil celebrado en Loidi Barren y las vaquillas infantiles de Isla plaza. La comida de Sorgin Jaiak no pudo celebrarse en el parque de Tximistarreta, pero sí se celebró en Okendo una concentración contra la incineradora, y el concierto de Rukula.

Antes de la despedida, Trapu Zaharrak, Artistas del Gremio y el espectáculo juvenil 'Go!azen' completaron un buen ramillete cultural.

Fotos

Vídeos