EH Bildu considera que el Gobierno local «suspende» con estos presupuestos

Bernal, Barrio, Elizegi y Lizarraga, en la valoración. /  TXEMA
Bernal, Barrio, Elizegi y Lizarraga, en la valoración. / TXEMA

Según Barrio, «nos genera una gran preocupación su lamentable capacidad de gestión mostrada en su elaboración»

TXEMA VALLÉS LASARTE-ORIA.

En el Pleno de este mes han sido aprobados los Presupuestos del año 2018, y EH Bildu quiere efectuar su propio balance. Su portavoz, Pablo Barrio, acompañado por Leire Elizegi, Eneko Lizarraga y Kris Bernal, apuntó al respecto que «es cierto, y así lo hemos reconocido, que en el proyecto de este año han recogido algunas partidas dirigidas a hacer frente a propuestas defendidas por EH Bildu en años anteriores. Nos alegramos por ello y consideramos que es un fruto de nuestro trabajo: consideramos, sin embargo, que son pasos excesivamente tímidos y por ello nuestro voto negativo».

Según Barrio, al igual que en años anteriores, la razón principal del voto negativo viene dada por «el hecho de que consideramos que estos presupuestos están planteados teniendo en cuenta los intereses electorales del PSOE, y no los de los y las lasarteoriatarras. Están diseñados para obtener la mayor cantidad posible de votos en las elecciones municipales del próximo año. No plantean ningún tipo de proyecto de pueblo para Lasarte-Oria, y no hay ningún tipo de reflexión sobre el Lasarte-Oria que se quiere a medio o largo plazo».

Entre los razonamiento que hace HB Bildu, «el ejemplo más claro es el de la zona deportiva de Atsobakar, proyecto estrella del PSOE en esta legislatura, que pretendería, en caso de realizar una gestión eficaz del tema, llegar a las elecciones del 2019 con el proyecto casi acabado. En nuestra opinión, este es un proyecto que, tanto por los costes como por las repercusiones del mismo, debería estar enmarcado en un plan estratégico que, debidamente trabajado con la ciudadanía, definiese el modelo de Lasarte-Oria que queremos para los próximos 10-15 años. Pero no es este el caso, puesto que un planteamiento de ese tipo supera el límite de una legislatura y los frutos no se pueden recoger a la hora de las elecciones».

Al respecto, Barrio dijo que «EH Bildu no dice que esa instalación deportiva no debe construirse. Pero a falta de un plan estratégico consensuado con la ciudadanía y teniendo en cuenta el número de usuarios y los costes que genera su mantenimiento, nuestra apuesta prioritaria se decanta por la construcción de un nuevo polideportivo».

Elizegi se centró en las importantes inversiones planteadas para el asfaltado público y la iluminación viaria, que las catalogó como «electoralistas, planeadas, cómo no, para que estén concluidos antes de las elecciones. Y no lo decimos porque no sea necesario dar pasos para mejorar asfaltado e iluminación, por supuesto que también, lo que decimos es que hay que compaginarlo con el resto de necesidades que también hay en el pueblo. Aunque claro, quizás no sean tan visibles de cara a las elecciones».

«Sin embargo, existe también otro tipo de razones que justifica nuestro voto negativo, y que está muy relacionado con la pregunta '¿qué tipo de pueblo queremos?' Un pueblo es algo más que casas y calles; un pueblo son las personas que viven en esas casas y calles: su modo de vida, reacciones, deseos...».

Sin embargo, otro elemento que no se refleja en las partidas pero que a EH Bildu le genera una gran preocupación «es la lamentable capacidad de gestión que demuestra el gobierno municipal del PSOE y PNV. No exageramos, son datos de la liquidación del ejercicio del 2017: de los 3.690.568 euros previstos para inversiones solamente se han ejecutado 391.895 en el propio 2017. Es decir, ¡un 10,62%! Con estos datos, el Gobierno municipal suspende notoriamente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos