EH Bildu de Buruntzaldea, contra las medidas del Consorcio de Residuos

Ediles y exediles de EH Bildu se reunieron este lunes al atardecer en Villa Mirentxu. /  TXEMA
Ediles y exediles de EH Bildu se reunieron este lunes al atardecer en Villa Mirentxu. / TXEMA

Denuncia «la puesta en marcha de procedimientos judiciales contra Ainhoa Intxaurrandieta e Iñaki Errazkin»

TXEMA VALLÉS LASARTE-ORIA.

Ante la puesta en marcha de procedimientos judiciales contra Ainhoa Intxaurrandieta, expresidenta del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa, y contra el exmiembro de dicho Consorcio y exdiputado de Medio Ambiente, Iñaki Errazkin, representantes de EH Bildu (alcaldes, exalcaldes y demás ediles) de la comarca de Buruntzaldea (Astigarraga, Hernani, Urnieta, Andoain, Lasarte-Oria y Usurbil) se reunieron en Villa Mirentxu de la localidad para denuncia por las medidas adoptadas por el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa sobre la decisión de dar inicio a los procedimientos judiciales contra Ainhoa Intxaurrandieta e Iñaki Errazkin.

Los exalcaldes de Usurbil, Mertxe Aizpurua, y de Lasarte-Oria, Pablo Barrio, ejercieron de portavoces, y en sus intervenciones comentaron que «esta decisión de iniciar el procedimiento judicial que han adoptado el PNV y PSE de Gipuzkoa no podemos sino enmarcarla en la sed de venganza de estos partidos contra todo aquel que desafíe sus intereses. Debemos recordar que en mayo de 2011 ganó las elecciones la coalición que apostó por no construir la incineradora, es decir, EH Bildu».

Tanto Aizpurua como Barrio efectuaron, una cronología de los hechos. «Fue en mayo de 2011 -comentó la que fuera alcalde usurbildarra-, precisamente una semana antes de que los nuevos responsables de GHK tomaran el cargo, cuando los representantes del PNV y PSE adjudicaron la construcción de la incineradora a la empresa FCC, y lo hicieron a toda prisa y con alevosía. Fue una decisión para favorecer a las entidades financieras y a las grandes constructoras».

Barrio también intervino para apuntar que «EH Bildu había expresado claramente en la campaña electoral que, teniendo en cuenta el elevado coste medio ambiental y económico del mencionado proyecto, plantearía una alternativa a la gestión de los residuos. Y así fue: se plantearon distintas alternativas en los diferentes municipios, se alcanzaron acuerdos y la Diputación Foral presentó el plan para el tratamiento de los residuos sin ninguna incineradora. Todo ello, claro está, para favorecer el medio ambiente y la salud de toda la ciudadanía. Fue así cómo, en noviembre de 2013, tras un acuerdo obtenido entre la empresa contratista y los y las responsables del Consorcio, fue paralizado el contrato de la planta de incineración».

«Si el PNV y el PSE dejan algo claro -concluyó Barrio- es la subordinación que tienen con las élites económicas. Han dejado claro que no tienen el mínimo escrúpulo para atacar a quienes consideran un obstáculo para los macroproyectos de su interés. Y a eso se le llama sed de venganza».

Por todo ello, los representantes de EHBildu, piden «a las personas responsables del PNV y PSE que dejen a un lado la vía de la venganza. Las decisiones adoptadas en su momento por EH Bildu fueron valientes y coherentes con lo señalado en la campaña electoral. Por lo tanto, fueron decisiones tomadas con total legitimidad». Asimismo, muestran su «más sincera solidaridad y apoyo a Ainhoa Intxaurrandieta e Iñaki Errazkin, que actuaron con total humildad. En esta batalla no estaréis solos».

Fotos

Vídeos