Diario Vasco
Josean Fernández.
Josean Fernández. / TXEMA

AERGI centra su atención al peligro de adicciones a las nuevas tecnologías

  • Su presidente, Josean Fernández, ofrecerá una conferencia en su sede de Antxota el viernes 14

La asociación de Alcohólicos en Rehabilitación de Gipuzkoa (AERGI), con sede en Lasarte-Oria -concretamente en Antxota, 1-, lleva realizando una gran labor en favor de todos los afectados por el alcohol y otras adicciones de drogas. Su presidente Josean Fernández, con un máster sobre adicciones por la Universidad de Valencia, ha preparado para el próximo viernes 14 (a las 19.00 horas) en su sede de Sasoeta, una charla informativa sobre 'Adicciones a las nuevas tecnologías', que según comenta «va a ser el gran problema social de futuro, si es que ya no lo es». Para el presidente de Aergi, todo surgió «a raíz de preguntas de padres, preocupados por la situación que viven en casa con sus hijos. Me comentaban que los chavales estaban totalmente enganchados al móvil, al ordenador. Con adiciones que les ha hecho perder importantes cantidades de dinero y que les están produciendo importantes trastorno de conducta».

Para Fernández, los tutores de estos chavales «no saben con exactitud lo que pasa, pero sí se dan cuenta que pasan demasiadas horas delante del ordenador, con el móvil, y que dejan de hacer cosas habituales para los chavales de su edad. Me comentan que en algunos casos dejan hasta de salir con los amigos, que abandonan el aseo, y lo que más agrava la situación, que pierden importantes cantidades de dinero, utilizando tarjetas de los padres, jaqueándoles las cuentas, y en algunos casos superando cifras de 5.000 euros. Por eso la gente se asusta y nadie sabe dar una contestación a lo que ocurre».

Nomofobia

Pues bien, desde la asociación Aergi ya se está empezando a mover para intentar tratar este tipo de adicciones, que según Fernández, «es la nueva moda de adicciones a las nuevas tecnologías, también llamada nomofobia. Hasta ahora, sabíamos que los adictos se tiraban por el alcohol, por las sustancias ilegales y otros por las nuevas tecnologías. La diferencia de esta última es que está tan mano que el pensar que el que va con un móvil en la mano pueda tener un problema de adicción, es previsible. Ya sabes que con el móvil puedes acceder a juegos de rol, internet, pornografía,....».

Sobre los síntomas que pueden apreciarse ya a los que padecen nomofobia, Fernández apunta que «hay gente que no podría vivir sin tener el móvil a mano, que no puede salir de casa sin el teléfono. Que si se lo deja es capaz de recorrer kilómetros para recogerlo. Que le puede entrar un ataque de ansiedad si no lo tiene a mano. Todo empieza en edades tempranas en una dependencia del móvil, y a partir de ahí, si no se controla y se previene, pueden empezar los problemas».

En cuanto a los peligros que hay detrás de la nomofobia, Josean, que ha intentado informarse al respecto, nos comenta que «detrás puede haber la navegación continua en internet, por navegar, sin ningún fin. También la pornografía, la compra on-line y los juegos de azar, principalmente. Además de las apuestas deportivas, hay que añadir los juegos de rol, que los vuelve literalmente locos. Te supone tal dependencia de estar continuamente comunicado con el móvil u ordenador que, el adicto deja la familia, los estudios, el trabajo; porque todo esto pasa a segundo término».

La conferencia del próximo viernes, según apunta el responsable de esta asociación «va encaminada, principalmente para chavales y familias de 11 a 18 años, pero entiendo que es interesante para el resto del sector social».

Proceso cerebral

En cuanto al contenido de la charla, Fernández adelanta que «la misma tiene un carácter informativo y de orientación. Trataremos el proceso cerebral de la adicción. Detallaremos las nuevas tecnologías y por qué son cada una de ellas tan activa. Qué es lo que les hace ser tan sugestivos a estos jóvenes. También daremos pautas para saber un poco más cuando los chavales empiezan a tener problemas de adicción. Decir que desgraciadamente se detectan ya un poco tarde, ya que es cuando se empiezan a disparar los gastos y cuando el problema tiene difícil solución. Como dato que puede asustar, comentar que hay jóvenes que se tiran hasta 20 horas al día delante de la pantalla, sin lavarse sin salir, perdiendo ya toda la relación social, y eso ya es un gran problema».

El mensaje que lanza Fernández es «serio», «todo esto no se ve que va a venir, es como un tsunami, que se puede llevar a mucha gente por delante. En mi ponencia reflejo varias situaciones sociales, En los años 70, se ve a toda la familia reunida delante del televisor, y actualmente, se ve otra secuencia de que todos están reunidos, pero no se dirigen la palabra y están todos con el móvil en la mano. Este ejemplo creo que es vital para que hagamos una reflexión, porque si no lo hacemos se nos puede ir de las manos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate