Diario Vasco

Nueve meses de prisión por golpear en Lasarte-Oria a su exmujer, que perdió el conocimiento

  • La sentencia también impide al agresor acercarse y comunicarse a la víctima durante tres años

Un hombre ha sido condenado a nueve meses de prisión por maltratar a su exmujer en un domicilio de Lasarte-Oria, donde lanzó contra una pared a su víctima que, a consecuencia del golpe, perdió el conocimiento temporalmente, y que, tras recuperarlo, volvió a ser agredida por el acusado.

Según la sentencia del caso, los hechos se produjeron el pasado 23 de enero, en la vivienda de la mujer, quien había invitado a cenar a su exmarido (del que llevaba tres años divorciada), en compañía de los dos hijos de ambos.

La resolución precisa que, sobre las 23.17 horas, los dos adultos iniciaron una discusión, después de que la mujer rechazara prestar a su exmarido las llaves de su coche.

El acusado abandonó entonces la vivienda, aunque regresó al cabo de un rato y reanudó la discusión con "gran griterío, ruidos y golpes" hasta que, en un momento dado, agarró a la perjudicada de los brazos y del pelo y "la lanzó contra la pared" en presencia del hijo mayor de ambos.

La mujer, que "perdió el conocimiento temporalmente" a consecuencia del golpe, logró incorporarse poco después, momento en el que su exmarido "le propinó un puñetazo en la boca", lo que hizo que la víctima cayera nuevamente al suelo.

A raíz de esta agresión, la perjudicada sufrió una erosión en el borde labial, dos hematomas en un codo, otro en el dorso de una mano, además de distintas contusiones y erosiones.

La sentencia del caso considera ahora que estos hechos son constitutivos de un delito de malos tratos, por los que impone al hombre nueve meses de prisión, y le impide aproximarse a su víctima y comunicarse con ella durante tres años.