«Zaporeak está muy unido a Hernani y es un honor para nosotros estar aquí»

Gudarien plaza vivió una nueva apertura del txotx de la mano de los miembros de Zaporeak. / JUANFER/MARÍA
Gudarien plaza vivió una nueva apertura del txotx de la mano de los miembros de Zaporeak. / JUANFER/MARÍA

Los miembros de Zaporeak fueron los encargados ayer de abrir el txotx en Gudarien plaza

MARÍA CORTÉS HERNANI.

Ambiente ayer en Gudarien plaza para celebrar la apertura de la nueva temporada del Txotx 2018. Los vecinos y demás visitantes que se acercaron ayer hasta la plaza del Ayuntamiento pudieron ver la kirikoketa, una recreación del modo de elaboración de sidra en el Baztan con el lagar, prensa y danza correspondiente. Pero hubo mucho más, como la música de trikitilaris y txalapartaris y puesto de pintxos.

El acto central de apertura comenzó pasada la una del mediodía cuando representantes municipales, de las sidrerías y los homenajeados de este año, los miembros de Zaporeak elkartea, subieron al tablado ubicado en la plaza.

El alcalde Luis Intxauspe quiso recordar que «en Hernani empieza una época que esperamos anime tanto a los vecinos como al resto de visitantes a disfrutar de la cultura de la sidra. Pero queremos hacer hincapié, sobre todo para los que vienen de fuera del municipio, que deben hacerlo con respeto al pueblo y a sus vecinos, sobre todo respetando a los que viven en el Casco. Disfrutar sí, pero siempre con respeto. Además, dejamos claro que Hernani es un municipio en contra de cualquier agresión sexista y que 'no, es no'».

Los protagonistas de la jornada, además de la propia sidra, fueron los representantes de Zaporeak que quisieron agradecer la invitación para abrir la temporada del Txotx. «Nos pilló de sorpresa la invitación de la apertura, pero fue una noticia que nos hizo mucha ilusión y que agradecemos de corazón. Desde hace años estamos muy unidos a Hernani, al trabajar en varios proyectos en Wukro con el hernaniarra Ángel Olaran. Hace dos año comenzamos por otro lado con el tema de los refugiados, porque creemos que dándoles de comer ayudamos a que puedan recuperar un poco esa dignidad que la situación en la que están les ha robado. Alimentar en condiciones a más de 100.000 refugiados es lo que hemos hecho hasta ahora y con la ayuda de los pueblos y las personas seguiremos haciéndolo».

Los miembros de Zaporeak recibieron la escultura 'Zuhaitza' del artista local Aitor Ruiz de Eguino, y tras ello, baso en mano, fueron los primeros en abrir la kupela y probar la sidra de esta temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos