Orgullo por la competitividad del juvenil de fútbol pese al descenso

Jugadores del primer equipo juvenil durante un partido. /  MARÍA
Jugadores del primer equipo juvenil durante un partido. / MARÍA

Los verdiblancos hicieron los deberes ganando al Danok Bat en Zubipe, pero el Pamplona también ganó en Lezama

JUAN F. MANJARRÉS HERNANI.

Finalmente el sueño se terminó para el División de Honor juvenil. El equipo lo dio todo hasta el último minuto, ganó al Danok Bat en Zubipe, pero la sorpresiva victoria del Pamplona frente al Athletic de Bilbao en Lezama (solo habían dejado escapar 2 puntos en toda la temporada) puso fin al trayecto en la máxima categoría estatal. El pasado domingo se pudo vivir en Zubipe una de esas citas históricas que siempre serán recordadas por los aficionados. Zubipe estaba lleno hasta la bandera y la afición estaba muy entregada con el equipo. La ovación final de la afición tras finalizar el encuentro, y lo que ello acarreaba, dejó sin aliento a todos los jugadores y sintieron el agradecimiento por toda su entrega durante el año por parte de la afición.

El equipo venció por 4-2 al conjunto bizkaitarra, con un doblete de Jagoba Erdozia y goles de Sánchez y Learte. El equipo cuajó todo un partidazo. Estuvo a la altura de las circunstancias, demostrando estar perfectamente preparado para competir en esta categoría. El equipo hernaniarra ha dado la cara todos los fines de semana y ha tenido una mejoría espectacular a lo largo del año, lo que le ha permitido estar hasta el último momento con las opciones vivas. Para el equipo la temporada ha culminado, siendo ahora el momento de felicitar al equipo y al cuerpo técnico todo el trabajo realizado, dando las gracias a su vez de todo el disfrute compartido con la afición.

Los hernaniarras participarán el domingo, junto a la Real Sociedad y Alavés, el torneo Labaien en Zubipe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos