Una nueva imagen para el polideportivo

El exterior del polideportivo presenta un aspecto totalmente renovado./JUANFER
El exterior del polideportivo presenta un aspecto totalmente renovado. / JUANFER

Cambios importantes en los accesos, en las piscinas y en aspectos relacionados con el consumo energético

JUAN F. MANJARRÉS DVHERNANI@GMAIL.COMHERNANI.

Tras 14 meses cerradas, la ciudadanía hernaniarra puede desde hace unas semanas disfrutar de las nuevas piscinas municipales situadas en el interior del Polideportivo.

El polideportivo de Hernani es uno de los más antiguos de Gipuzkoa, ya que se construyó en 1983. Actualmente tiene 7.000 socios y también es el lugar de entrenamiento del equipo de waterpolo y de natación. Con el paso del tiempo, el uso de las piscinas y del Polideportivo, en general, ha aumentado considerablemente y las instalaciones se habían quedado pequeñas y anticuadas. Por ello, el Ayuntamiento consideró prioritario adecuar las instalaciones a las necesidades actuales.

En 2014 el gobierno municipal anterior solicitó una ayuda a la Diputación de Gipuzkoa para renovar las instalaciones deportivas y le concedieron 600.000 euros.

Los trabajos se han llevado a cabo en dos fases. La primera comenzó en verano de 2015 y dentro de ella se renovaron los vestuarios y se optimizaron las instalaciones térmicas. La segunda fase es la que ahora se ha inaugurado. Se iniciaron las obras en julio y han acabado ahora. Esta obra ha tenido tres ejes: primero, ampliar los vasos de las piscinas; segundo, ahorrar energía y apostar por las renovables; y tercero, mejorar la accesibilidad y la seguridad del recinto. Hay que recordar que durante los 14 meses que han durado las obras las piscinas han permanecido cerradas y que el Ayuntamiento de Hernani firmó un acuerdo con el de Donostia para que usuarios hernaniarras pudieran acceder a las piscinas de los polideportivos de Paco Yoldi y Etxadi, en Donostia.

A partir de ahora, la población de Hernani y también de Astigarraga, gracias al acuerdo vigente entre ambos ayuntamientos, pueden disfrutar de las nuevas instalaciones deportivas de Hernani.

Uzcanga Arquitectos S.L. ha llevado la dirección de obra, con la supervisión del equipo de Urbanismo del Ayuntamiento. En lo que se refiere a la ampliación de las piscinas, se han renovado ambos vasos. El grande tiene 25 metros de largo y 16,5 de ancho, con 8 calles. El punto de mayor profundidad es de 1,80 metros y a los lados tiene 1,50 y 1,40 de profundidad.

La piscina pequeña tiene 14,5 metros de largo y 7,5 de ancho. La profundidad oscila entre 0,75 y 1,30 metros. En lo que respecta al graderío de las piscinas, debido a que su uso es esporádico, se ha reducido el número de asientos y el espacio se ha aprovechado para adecuar cuartos de almacenaje de material para los equipos de waterpolo y natación, así como para necesidades del equipo de socorristas.

Solarium

Dentro de los cambios importantes se encuentra la incorporación de una terraza-solarium exterior. Las nuevas piscinas cumplen los requisitos para garantizar la actividad de los equipos de waterpolo y natación (incluidos los campeonatos de las federaciones vascas). Además, se ha reducido la profundidad en ciertos tramos para facilitar las actividades acuáticas, con una gran demanda, como aquagym, aquapilates, gimnasia de mantenimiento...

También se han dado cambios importantes en las infraestructuras para reducir el consumo de energía y refuerzo de la apuesta por las energías renovables. En 2014 la Diputación Foral de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de Hernani realizaron una auditoría energética y basándose en ella se ha instalado una caldera de biomasa en el Polideportivo. Hasta ahora, el Polideportivo era el edificio municipal que más gas consumía (30%). «Con el nuevo sistema se reduce el consumo de energía fósil y, en consecuencia, el impacto de esta infraestructura en el medio ambiente es menor», señalan desde el Consistorio.     También se ha instalado un sistema para recuperar la energía calorífica del agua cuando se renueva. De la misma manera, hay que destacar que se ha renovado el climatizador y deshumidificador de las piscinas. Existen sistemas para hacer el seguimiento de las instalaciones y así poder controlar y regular que la energía se gestione adecuadamente.

Otro elemento muy importante que ha conllevado la obra ya finalizada se centra en los trabajos para mejorar la accesibilidad y seguridad, con un ascensor interior y un nuevo núcleo de comunicación. Éste, de acceso desde el barrio de Latsunbe Berri, garantiza la accesibilidad a todas la plantas y la evacuación de las dos plantas superiores. Además, el ascensor une todos los pisos desde el sótano, donde están los vestuarios, hasta las salas de spining y pilates. Está ubicado al lado de la entrada a vestuarios y tiene dos puertas de acceso (Uso de personas usuarias y socias: pueden acceder a los cinco pisos una vez pasados los tornos, y uso para las personas no usuarias, que une el piso desde donde se accede a la cafetería en Elkano kalea con la entrada desde Latsunbe).

El proyecto de obra también se ha notado en el exterior. «El edificio está ahora integrado en el espacio público y ha ganado en referencialidad».

Fotos

Vídeos