Kaxkoobet discrepa de la valoración positiva realizada sobre el txotx

Un grupo de vecinos del Casco, Kaxkoobet, no entiende la valoración positiva de la campaña del Txotx realizada por la comisión. / JUANFER

A este grupo de vecinos del Casco les preocupa la pasividad del Ayuntamiento, Kaxko Elkartea y Berriak en este asunto

JUAN F. MANJARRÉS HERNANI.

Desde el grupo Kaxkoobet han recibido «con asombro» la valoración positiva, aunque con algunos inconvenientes, hecha por la comisión del txotx sobre la última campaña. «Esa valoración nace viciada, ya que la comisión del txotx la forman de manera mayoritaria miembros del Ayuntamiento (denunciado por inhibición continuada), Berriak (defensora de los bares) y Kaxko Elkartea (que reconoce en asamblea que recibe la mayor parte de sus ingresos del Ayuntamiento) y no permiten la asistencia de los vecinos interesados».

Según detalla este grupo de vecinos, «con una valoración medianamente objetiva se debería tener en cuenta que los vecinos seguimos pidiendo que nos dejen dormir, se denuncie al alcalde por inhibición continuada en la vigilancia y control de los fines de semana en el Kaxko, la policía municipal prácticamente no pase por Andrekale hasta mediados de abril y se deprecien las viviendas y locales comerciales y haya gente que quiere vender (a precio de saldo) sus viviendas en el Kaxko para irse donde pueda dormir. Además, ningún estudio socioeconómico serio apoya los beneficios de la temporada en el Kaxko. Beneficios para los bares y ruina para las viviendas y muchos locales comerciales y vecinos. La última valoración catastral realizada por la Diputación ha bajado el valor de viviendas y locales en el Kaxko, nadie cubre los destrozos en vehículos, espejos retrovisores, persianas... Tenemos más entradas que nunca de la Ertzain-tza para atender reyertas, heridos (también por arma blanca ) y hurtos de carteras y móviles, Osakide-tza sigue atendiendo comas etílicos, muchos de ellos en chavales menores de edad y no se respeten las normas cívicas ni se controlen los aforos. No se ejerce un control continuado contra el botellón, se fomenta y apoya la cultura de la borrachera y los bares suministran bebidas a los clientes claramente borrachos y no tenemos normativas que sancionen el alboroto callejero, como tienen otras localidades, sin ir muy lejos, Irun».

Desde Kaxkoobet «entendemos que no solo los resultados en el Kaxko no son positivos, sino que son altamente preocupantes. Sobre todo nos preocupa la pasividad mostrada por el propio Ayuntamiento, Kaxko Elkartea y la asociación Berriak valorando de manera positiva los resultados de la campaña 2017», a lo que añaden que «por favor, déjense de cuentos y hagan lo que tienen que hacer en favor de los vecinos a los que nunca se les podrá devolver el sueño perdido hasta ahora».

Fotos

Vídeos